Editorial

El costo de la covid

El costo de la covid

Al ausentismo laboral que provoca el alto contagio de la variante ómicron que trastorna a empresas, industrias y al empleo informal, se agrega el alto costo de los medicamentos que son recetados a pacientes contagiados y la dificultad para adquirirlos a través de las administradoras de riesgos de salud.

Las personas con covid-19 que además padecen alguna comorbilidad confrontan mayores dificultades para conseguir medicinas de alto costo porque no figuran en los catálogos de las ARS, ni siquiera una prueba adicional de PCR, por la que deben pagar $4,000 en laboratorios privados.

En el conjunto de medicamentos que los neumólogos recetan a sus pacientes con síntomas leves a moderado figuran antivirales, anticoagulantes, vitaminas de amplio espectro, antialérgicos, antipiréticos y analgésicos, cuyo valor global supera en muchos casos los 20 mil pesos.

Ese costo no incluye a pacientes asmáticos o con otras comorbilidades ni estudios y analíticas especiales, por lo que puede decirse que la canasta básica de la covid es prácticamente inalcanzable para la mayoría de la población, incluyendo la clase media.

La madeja burocrática impuesta por la mayoría de las ARS dificulta que los pacientes puedan acceder a tiempo a aprobaciones para adquirir medicamentos o prestaciones de servicios, por lo que los afectados deben agenciarse por su cuenta los costos del manejo de una enfermedad con altos riesgos de agravarse.

Puede decirse que el sistema de administración de servicios de salud ha colapsado, aunque no así el hospitalario que a causa de la manifiesta inhabilidad de la ARS soporta una inusitada presión por parte de una población huérfana de un efectivo sistema de seguridad social universal e inclusivo.

Llora ante la presencia de Dios que un paciente asegurado se obligue a pagar cuatro mil pesos por una prueba PCR, cuyo costo de importación es de apenas $580.00, aunque se resalta que los hospitales públicos las ofrecen gratuitamente, pero para algo el trabajador y su empleador pagan un seguro médico.

El elemento de mayor perturbación al día de hoy lo representa el alto coste para afrontar el contagio de covid- 19, porque la Seguridad Social ha colapsado al menos para la mayoría de la población y porque, si el Gobierno no interviene, al pobre no le quedará más remedio que morirse.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos