¿Qué Pasa?

El farro Qué es y cómo se utiliza

El farro Qué es y cómo se utiliza

No hay dudas de que estamos en el tiempo en que todos hemos entendido la importancia de una buena alimentación para conservar la salud; y sobre todo se buscan cada día las mejores opciones para llevar a la mesa de esos comensales tan importantes como los miembros de la familia.

Una alternativa excelente y talvez no muy usada ni conocida por la mayoría, es el cereal que llaman farro y con el que se pueden hacer múltiples recetas fáciles y nutritivas para incluir en el menú de chicos y grandes.

El farro fue uno de los primeros cereales básicos de la historia. Es originario de Egipto, y muchos afirman que se puede usar de manera similar al arroz, aunque tiene un sabor a nuez; y puede sustituir perfectamente la quinoa y el arroz.

Además de utilizarlo para la elaboración de harinas y panes, sirve para sopas y tiene un sabor peculiar y aromático. Con él también se elaboran pastas frescas, utilizando una proporción de un huevo por cada 100 gramos de harina de farro.

La conocida nutrióloga Taiana Ubiñas, lo califica en su cuenta de instagram como una fuerte proteína de vegetal.

“ ¼ de taza puede contener 6 gramos de proteinas, lo que es similar a la quinoa. Cuando es combinado con algunos alimentos, como las legumbres, el farro se vuelve una fuente completa de proteínas, aportando al cuerpo humano los aminoácidos necesarios para una buena salud”, afirma la experta.

Ubiñas comparte en sus redes una rica y fácil receta con farro: “Se lava bien antes de cocinarse, se cuecen en tres tazas de agua por una de farro. Estará listo cuando crece y se siente blando. Se cuela y se deja enfriar”.

Agrega que se puede juntar con vegetales y frutas picaditos como: puerro, cilantro, tomates, cebollas, uvas, pasas, apio. Aderezar con limón, sal y aceite verde.

Un Apunte

De dónde viene
El farro viene de Egipto, se trata del primer trigo salvaje cultivado por el hombre hace más de 12.000 años.

En la antigua Grecia y Roma, era utilizado para la elaboración del pan, de ahí la palabra italiana farina: harina (pero únicamente lo consumían las personas adineradas) ya que los pobres se tenían que conformar con el pan de centeno.

Posteriormente, el cultivo de este cereal se extendió por toda Europa y Asia.

Miguelina Terrero