Articulistas Opinión

El Minerd y sus gastos

El Minerd y sus gastos

Chiqui Vicioso

Cuando paso por la mayoría de las escuelas públicas del país me entristezco. Me pongo en el lugar de un niño o niña que sale de su casita en el campo, o en una barriada de la ciudad y llega a una imponente estructura de cemento amarillo, generalmente árido y estéril, sin un jardín, una huerta, sin árboles: con un muro alto para prevenir la deliencuencia y los enfermos sexuales, y a veces alambres de púas, resumiendo: lo que más se me parece a una cárcel.

En algunas, se han pintado murales y ello alegra: y como en el Colegio Don Bosco, la infancia ha contribuido a hacer murales con tapitas, botellas plásticos, viejos CD y se ven de lo más bonitas por fuera, y esperamos que también por dentro. He aquí varias que pueden contribuir a mejor gastar un cuatro por ciento que dio tanto trabajo conseguir y que hoy se malgasta.

1.-Todas las escuelas, no importa el nivel, deben tener agua potable.

2.-Todas estar dotadas de una planta eléctrica, y bombillos e instalaciones en perfecto estado.

3.-Todas deben tener instalaciones sanitarias que funcionen, y una dotación de papel higiénico que se controle al salir para que el estudiantado no se lo lleve.

4.-Todas las que tienen problemas estructurales como rajaduras, filtraciones, humedad, deben repararse y pintarse; y hacer responsable a los constructores de su mantenimiento a corto plazo.

5.-Todas las construcciones escolares deben contemplar un espacio para bibliotecas; y todas un anfiteatro, donde se puedan escenificar obras de teatro de todo tipo, conciertos, y recitales. Los anfiteatros pueden ser al aire libre, en el patio. Tanto en las universidades como en las escuelas que hemos visitado los «auditorios» solo sirven para actos tradicionales, un desperdicio de recursos.

6.-Todas las escuelas deben estar dotadas de cocina y comedor, para los programas alimentarios del INABIE, cuyas regulaciones garantizarán que la comida sea buena y fresca en todos los niveles, por cierto que los suplidores que hoy protestan deberían demostrar con sus menús y evaluaciones regulares su práctica de servicio.

7.-Todas las escuelas deberían tener un huerto, que sea atendido por el estudiantado de manera rotativa, para que la infancia aprenda a amar los frutos de la naturaleza y no terminen como motoconchistas apelotonados en las entradas de sus campos, a merced del microtráfico de drogas, la fuente de mayor empleomanía de la juventud pobre.

8.-Para cada área: biblioteca, anfiteatro, huertos, cocina y comedor, debería haber un o una responsable, parte del equipo de coordinación de la escuela, que mantengan un inventario con anotaciones comprobables de todo lo que se hace.

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso