Economía

El restablecimiento del servicio eléctrico avanza con lentitud en Puerto Rico

El restablecimiento del servicio eléctrico avanza con lentitud en Puerto Rico

La caída del servicio debido a una avería en el patio de interruptores de la central Costa Sur, que provocó un incendio, ha obligado en esta jornada al cierre de escuelas, universidades y oficinas gubernamentales no esenciales. / Fuente externa

San Juan, Puerto Rico (EFE).- El restablecimiento del servicio eléctrico en Puerto Rico, tras el apagón general sufrido hace ya casi 24 horas, avanza este jueves con más lentitud de la esperada, y las autoridades ya han reconocido que “va a tomar tiempo».

El director ejecutivo de Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Josué Colón Ortiz, dijo que “la expectativa es tener más de la mitad de los clientes en servicio” hoy en la isla, cuando esta mañana afirmó que “la mayoría” de los abonados tendrían luz al fin de esta jornada.

Colón aseguró en una rueda de prensa que tanto la corporación pública como la empresa privada Luma Energy “están concentradas en restaurar el sistema eléctrico”, pero reconoció que “va a tomar tiempo».

El último reporte de Luma indicó que 300,000 de los 1,4 millones de abonados habían recuperado el servicio de luz, una cifra que la secretaria de la Gobernación, Noelia García, elevó en declaraciones más tarde a la prensa a 500,000.

García insistió en que la restauración del servicio eléctrico debe ser “lo antes posible” y auguró “un aumento exponencial en el transcurso de las próximas horas” de los abonados con luz.

La caída del servicio debido a una avería en el patio de interruptores de la central Costa Sur, que provocó un incendio, ha obligado en esta jornada al cierre de escuelas, universidades y oficinas gubernamentales no esenciales.

Los ciudadanos no ocultaban su malestar mientras se apresuraban a llenar envases con gasolina para hacer funcionar los generadores de sus viviendas.

Las causas de la avería siguen bajo investigación, aunque desde Luma han apuntado a la posibilidad de que el interruptor estuviera obsoleto.

No obstante, el presidente de la empresa, Wayne Stensby, informó que demorarán “varias semanas” en conocer las causas específicas del apagón. “Continuaremos investigando las causas del evento y haciendo las mejoras. Pero, claramente indica la fragilidad del sistema”, señaló.

El sistema eléctrico de Puerto Rico es muy vulnerable desde el huracán María de 2017, cuando quedó totalmente dañado y algunas zonas de la isla estuvieron meses sin luz.

Desde entonces, los cortes de luz han sido frecuentes aunque en los últimos meses habían disminuido, pero ahora se teme que haya apagones selectivos cuando el sistema empiece a establecerse.

La última avería grave en el sistema, al margen de lo ocurrido durante el huracán, fue en septiembre de 2016, cuando el apagón duró casi 70 horas y provocó pérdidas millonarias.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos