ENFOQUE SEMANAL



Juristas rebaten opinión presidente abogados.-

Un grupo de 26 distinguidos juristas ha dirigido una carta al presidente de la Suprema Corte de Justicia Luis Henry Molina, así como a los 5 jueces integrantes de la sala civil y comercial de ese alto tribunal al igual, que al presidente del Colegio de Abogados de la República Dominicana. Dr Miguel A. Surún Hernández en la cual refutan con admirable contundencia los conceptos emitidos por este último en su calidad de dirigente gremial, en tornos a las imperfecciones de que según el Dr. Surún Hernández adolece la ley No 63-17.

Además de las precipitadas falencia, Dr Surún Hernández omite en sus reflexiones sobre la ley de marras atender los métodos de interpretación jurídica que se nos enseñan para comprender el sentido, guiar la interpretación, orientar la aplicación o prever su evolución, cuando se trate de una interpretación que sea necesaria en caso de ambigüedad, teniendo en cuenta la finalidad del sistema jurídico, ante oscuridad o insuficiencia de la ley, porque en caso de una ley clara y precisa, no es necesario interpretarla más grosera que cometería el juzgado, y que constituye el objetivo de la disciplina judicial que contempla el artículo 138 de la ley de organización judicial, que nos obliga a nosotros a respetar la ley y hacerla respetar, tal como esta corte nos ha recordado en más de una decisión.

Por eso nuestra defensa de la ley 63-17, que es más clara y precisa que la derogada ley 241, pues guarda coherencia con lo que de forma unánime han decidido los jueces de la Corte De Apelación de la Cámara Civil del Distrito Nacional: “no se deduce una derogación expresa ni tacita respecto a los tribunales que tendrán competencia para conocer el aspecto civil de manera independiente al respeto de las infracciones tipificadas en la ley.

Tal vez no recordó el DR. Surún que la noción de competencia exclusiva es, en efecto y especialmente, cuando se concierne a una jurisdicción de excepción, una noción excepcional exorbitante en derecho judicial privado que no puede ser admitida más que cuando la ley lo ordena expresamente.

Entre otros la carta está firmada por los Abogados Dr. Nelson Valverde Cabrera, y los Licdos. Amaurys Valverde Pérez, Yakaira Rodríguez Peralta, Lidia M Guzmán, Julio César Aquino Lopez, y licd. Francisca Jiménez Jiménez, cuyos conceptos hacemos nuestros por su enjundia y calidad.