Articulistas Opinión

Enfoque semananl

Enfoque semananl

Jerez Wisky


La corrupción y el lavado de dinero en el país

La enorme cantidad de recursos procedentes del lavado de dinero que se origina en el narcotráfico y la corrupción lo demuestran palmariamete el número de personas que poseen mansiones de lujo, que existen en casi todos los rincones del país, tanto en los resorts vacacionales como en las principales ciudades como Santo Domingo, La Romana, Santiago y Puerto Plata, donde abundan las torres en una proporción desmesurada que dan ganas de llorar.

Ya no se trata tan solo de empresarios y políticos, sino de personas desconocidas, que ahora poseen innumerables bienes inmobiliarios, como lo demuestra el caso de los cuatro generales que guardan prisión a causa de las investigaciones que se realizan en la operación llamada Coral 5G.

Afortunadamente en nuestro país se está poniendo coto a la corrupción y lavado de dinero gracias al enérgico accionar de los representantes del Ministerio Público, a quienes a nombrado el presidente Luis Abinader Corona, para que le metan mano a este afán desmedido de riquezas, pese a quien le pese y caiga quien caiga.

Situaciones que eran impensables la vemos cómo ocurren día por día,
con la construcción de decenas de grandes torres de apartamentos de hasta veinte y cinco pisos de altura, donde residen personas cuyos nombres eran desconocidos.

No podemos olvidarnos de que la mano de la política está metida de lleno en esta situación, porque desde un regidor del más humilde ayuntamiento hasta el ministro de más alta alcurnia, hacen galas no solamente de los edificios en lo que residen si no además de los autos de lujo en los cuales circulan.

Hay que decir en honor a la verdad que aunque la corrupción y el lavado de activos han crecido de manera exponencial a nivel mundial no es menos cierto que la situación a crecido fuera de toda proporción, económicamente en el país hay cientos de personas que sin que se le apriete el pecho declaran ser dueños de fortunas millonarias.

Si miramos siglos hacia atrás desde que nació la República en 1844 aquí hubo presidentes como Pedro Santana, Báez y Lilís, que aunque se reeligieron en más de una ocasión no alcanzaron el rango de súper ricos, condición de la que solo hizo gala Trujillo a partir de 1930.

Por: Jerez Wisky
el.nacional@codetel.net.do

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos