Articulistas

Entre el cielo y tierra

Entre el cielo y tierra

Mary Leisy Hernandez

Volar en globo

¡Listo! Otra loca aventura después de mis 50s: Volar en globos. Lo volvería a hacer si se presenta la oportunidad, para sentir otras sensaciones según las condiciones del tiempo, del viento. Igual para contemplar otros paisajes desde la privilegiada panorámica que brinda este colorido invento de los hermanos Montgolfier.

Fue preciso levantarse muy temprano y abrigarse bien para la aventura, una aventura que disfrutamos en la región de Capadocia, en Turquía, pero igual se puede volar en el Valle de los reyes en Francia, en el Valle del Yara en Australia y en otros lugares del mundo de particulares paisajes. Incluso, muchas personas viajan a esos lugares más que todo por el vuelo en globos.

Yo, que no soy atraída por actividades en extremo, quedé agradablemente sorprendida al ver que el vuelo es tranquilo, incluso relajante. Desde arriba vimos como la luz del sol marcaba el inicio de un nuevo día entre el paisaje de formaciones rocosas y casas trogloditas.

En un momento bajamos al nivel de las entradas de algunas de esas casas, a verlas muy de cerca. Pena que mi afán por inmortalizar y fotografiar todo,  no me dio más tiempo para vivir el aquí y el ahora y sentir más a fondo la agradable sensación de estar metida en uno de los libros de Julio Verne.

Hermoso ver el cielo decorado con el colorido de decenas de globos. Igual ver todo el proceso: desde que comienzan a inflarlo hasta que se va transformando en el suelo después del vuelo. Para evitar riesgos, mejor tomar en cuenta las condiciones del tiempo. Nosotros tuvimos suerte.

Ese día la temperatura estuvo perfecta para volar en familia, para seguir acumulando hermosas historias que disfrutaremos recordando cuando estemos muy viejos y necesitemos estar más tranquilos y quietos.X.”

Por: Mary Leisy Hernandez
Marilei@hotmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos