Editorial Opinión

Estornudo en Wall Street

Estornudo en Wall Street

La Reserva Federal de Estados Unidos aprobó ayer un aumento en los tipos de interés de 0,25 % puntos para situarlos entre 4,75 % y 5 %, el más alto desde 2007, en un esfuerzo por retrotraer la inflación, del 6 al 2 %, aunque las autoridades monetarias prevén que el índice de precios apenas se sitúe a final de año en 3,6 %.

A pesar de la incertidumbre financiera provocada por las quiebras de Silicon Valley Bank y Signature Bank, el banco central estadounidense incrementó su tasa monetaria de referencia en un esfuerzo por reducir o contener el nivel de inflación, que triplica el rango meta.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, definió la quiebra de esos bancos como un hecho aislado y al referirse al sistema financiero usó frases como “sólido”, “sano”, “fuerte”, “resistente” y “bien capitalizado”, aunque reconoció que esos episodios pueden minar la confianza en los bancos sanos.

Powell admite como probable que esas quiebras bancarias den lugar a un endurecimiento de las condiciones crediticias para hogares y empresas y que, por consiguiente, afecten a la actividad económica, la contratación de empleos y la inflación.

Tal parece que la Reserva Federal pondría en pausa los sucesivos aumentos en el tipo de interés referencial, o al menos asegura que no lo haría en el futuro cercano, quizás porque a esas medidas de política monetaria se atribuye el crack bancario.

Las autoridades monetarias y financieras deberían dar seguimiento a los efectos que tendría sobre la economía dominicana la nueva subida del tipo de interés decretada por el banco central estadounidense y la previsión de que el índice de inflación no cedería en los niveles deseados.

El Banco Central dominicano mantiene congelada su tasa de referencia y prevé que la inflación retornaría al rango meta de 4 % antes de concluir el primer semestre de este año, aunque se ignora si el nuevo escenario de desestabilización bancaria en Estados Unidos afectaría ese pronóstico.

Nunca debería olvidarse que Estados Unidos es el principal socio comercial de República Dominicana, del que depende en gran medida el flujo de inversión extranjera directa, de remesas, turismo y exportaciones, razón por la cual hay que estar atentos a cualquier contagioso estornudo en Wall Street.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos