Articulistas

FÚTBOL SOLÓ FÚTBOL

FÚTBOL SOLÓ FÚTBOL

Jorge Rolando Bauger

Tan cerca, tan lejos

El hecho que la EURO y la Copa América se estén disputando simultáneamente, nos “quasi” obliga a referirnos a ello, por lo que consideramos oportuno recurrir al título de la famosa película alemana: “Tan cerca, tan lejos” para titular esta nueva entrega de Fútbol Solo Fútbol.

Lo cierto es que se está jugando muy buen fútbol en la EURO –itinerante- en la que participan las selecciones que – en su momento – han sido campeonas del mundo y también es cierto que se está jugando –por momentos– buen fútbol en la Copa América de Brasil, donde esta semana, comenzará una de las etapas más atractivas de la competencia.

Mientras que en Europa, el soberano público volvió a darle vida al fútbol y los magníficos estadios han dejado de ser cementerios de multitudes, en la Copa América, las restricciones sanitarias obligan a jugar sin público.

En la Copa América, la competencia de selecciones nacionales más antigua del mundo, participan más de 270 futbolistas, de los cuales, un porcentaje mayor al 40 % juegan en clubes europeos.

El talento de los futbolistas sudamericanos es extraordinario y, semana tras semana, demuestran su calidad en los mejores equipos del mundo y sus traspasos producen jugosas ganancias, tanto a los clubes como a los gestores (empresarios) pero – ni uno ni otro – invierten esos beneficios, en mejorar las condiciones de los estadios, optimizar la superficie de los terrenos de juego así como los centros de entrenamiento.

Y es ahí donde toma validez el aparente sarcasmo “Tan cerca, tan lejos”.
Los terrenos de los estadios en los que se están jugando los partidos de la EURO, son extraordinarios, pero la superficie de juego de la mayoría de los escenarios de la Copa América, dejan mucho que desear.

Nuestra rica y variada América, genera constantemente excelente materia prima: (los futbolistas), en tanto que los clubes europeos y/o asiáticos, aportan una impecable organización, infraestructura formidable, y un profesionalismo serio y responsable al que aspiran todos nuestros jugadores.

Esta cruda realidad se refleja en la historia contemporánea de las Copas del Mundo y tal es así, que hace diecinueve años que una selección sudamericana no gana la Copa del Mundo.

Brasil conquistó el Mundial de Corea y Japón en el 2002 y, a partir de entonces, las subsiguientes Copas del Mundo, han sido ganadas por selecciones europeas: Italia en el 2006, España en el 2010, Alemania en el 2014 y Francia en Rusia, 2018.

Está más cerca América de reconquistar la Copa del Mundo que Europa de aumentar la distancia…?
Este es el momento de recordar, que las distancias honestas son más valiosas que las cercanías hipócritas.

Por: Jorge Rolando Bauger
[email protected]

El Nacional