Articulistas

FÚTBOL SOLÓ FÚTBOL

FÚTBOL SOLÓ FÚTBOL

Jorge Rolando Bauger

Vibra el continente

El lema de la Copa América 2021, define a la perfección lo que ocurrirá el próximo sábado en el micro estadio Maracaná de Río de Janeiro: Brasil, actual campeón, disputará la final ante su archirrival Argentina.

Cada vez que estas selecciones se enfrentan, el espectáculo está asegurado y, mucho más aún si lo hacen en la final de la competencia de selecciones nacionales más antigua del mundo.
La carta de presentación de Brasil es inmejorable.

Es la única selección que ha participado en todas las Copas Mundiales. Es la única selección que ha ganado cinco Copas Mundiales.

Brasil también ha ganado nueve Copa América y, cada vez que ha sido anfitrión, siempre ha sido campeón.
Además, cuenta con un maravilloso Neymar que está disputando uno de sus mejores torneos. Su creatividad es tan grande como su generosidad.

Argentina por su parte, busca revertir una especie de Maldición en las finales de la Copa América.
Argentina ha jugado 17 copas del Mundo y ha ganado dos.

Argentina posee 14 títulos de Campeón Copa América y busca alcanzar a Uruguay que ostenta 15.
Argentina cuenta con Messi en plena forma y completamente involucrado en el juego de su selección.
Es verdad que la final será entre Brasil y Argentina pero, también es verdad que para muchos se trata de un enfrentamiento entre los dos iconos de sus respectivas selecciones, los dos números diez más icónicos del fútbol contemporáneos: Neymar vs Messi.

Ambas selecciones han tenido que esforzarse al máximo para llegar a la final.
Brasil inicio la Copa como un torbellino, logrando dos amplias victorias, pero en la medida que la competencia avanza, merma su productividad futbolística y los rivales le exigieron mucho más, dejando entrever que no es imbatible.

Argentina por su parte es intermitente. Por momentos, realiza un juego de conjunto armonioso que enamora, pero sus “constantes lagunas”, en las que da la sensación que desaparece del juego y cede el protagonismo a sus rivales es su verdadero talón de Aquiles.

Cada vez que Brasil ha sido sede de la Copa América, ha sido campeón, pero, en esta ocasión, su rival será Argentina, que cuenta con un Messi inspirado y que quiere – si o si- ganar un título importante con su selección.

El sábado en la noche, el omnipresente poder del bendito fútbol hará vibrar el continente y el mundo entero- incluida la República Dominicana– espera con ansias el momento de la gran final.
Recuerden que las finales no se juegan si no que se ganan.

¿Quién la ganara?

Por. Jorge Rolando Bauger
[email protected]

El Nacional