Articulistas

Fútbol solo fútbol: Ingratitud

Fútbol solo fútbol: Ingratitud

Jorge Rolando Bauger

La ingratitud es uno de los rasgos más comunes de la humanidad y la misma es una parte integral de la sociedad.
Esta – poco grata – reflexión la provocó la forma en la que los dirigentes del FC Barcelona gestionaron la renovación de quien fue su jugador más emblemático, Leo Messi.

La actitud de los mismos, reafirmó el pensar popular que dice:
“La peor faceta de la ingratitud es que, los ingratos siempre quieren tener razón”.

Haber argumentado que obstáculos económicos y estructurales imposibilitaron la renovación de Messi fue una vil mentira para tratar de ocultar la incapacidad de los dirigentes catalanes que – una vez más — demostraron cuán ingrata es la cúpula de la dirigencia de los grandes clubes de fútbol.

Si bien es cierto que el fútbol es un deporte de equipo y que en la última década el FC. Barcelona tuvo una plantilla fenomenal, no es menos cierto que Leo Messi fue la figura estelar y ayudó a sumar 35 nuevos títulos a los palmarés de la institución.

Con Leo, el conjunto catalán ganó 10 Ligas, 4 Champions League, 7 Copas del Rey Messi, 8 Supercopas de España y 3 Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes. Durante esas competencias Messi marcó 474 tantos en la Liga y celebró 672 anotaciones en todas las competiciones.

Ahora, Leo Messi ya no jugará con el club de toda su vida.
¿La ingratitud es hija de la soberbia y, la ingratitud humana no tiene límites?

Lamentablemente este no es el único caso de ingratitud que el fútbol ha experimentado. Son numerosas las situaciones en las que los prepotentes dirigentes han infravalorado a futbolistas que han dejado todo en favor de sus instituciones.
¿La ingratitud es un crimen más despreciable que la venganza, porque esta devuelve mal por el mal pero, la ingratitud devuelve el mal por el bien recibido.

En su momento, el mejor club del Siglo XX – según FIFA – con Florentino Pérez como presidente, menospreció y echó a Don Vicente del Bosque.

¿Porque? Por qué el sabio presidente consideró que Del Bosque estaba desfasado. Años después, Don Vicente del Bosque ganó la Copa del Mundo dirigiendo a la selección española.
¿Tarde o temprano la ingratitud es fatal para sus autores.

La pasada temporada, el FCB. regaló a Luis Suarez después que el uruguayo jugara 283 partidos y marcara 198 tantos. Con Suarez, el FCB ganó 4 ligas, 4 Copas del Rey, 1 Champions League, 1 Mundial de Clubes, 1 Supercopa de Europa y 2 Supercopas de España.

La visión de los dirigentes del FCB es tal que, Luis Suarez se consagró campeón con el Atlético de Madrid.
Cuánta razón tuvo Miguel de Cervantes al escribir: *Los malvados siempre son ingratos y tienen mala memoria.

Por: Jorge Rolando Bauger
[email protected]

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos