Grancera provocó daños acueducto no da la cara

3_Actualidad_17_2,p01


La grancera Hormigones América “no ha dado la cara” por el daño causado a la sociedad, con la rotura de una línea de 67 pulgadas de diámetro del acueducto Valdesia, que dejó sin agua potable a cerca de un millón de personas durante tres días, por lo que la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) anunció que este lunes interpondrá contra la empresa una demanda en reparación de daños por ante el tribunal correspondiente.

El arquitecto Alejandro Montás, director de la CAASD, dijo ayer que los dueños de la empresa de extracción de agregados de construcción hasta se negaron a recibir la notificación del cierre de la operación provisional de la grancera.
Montás precisó que unos 220 millones de galones de agua dejaron de recibir durante los tres días unos 80 sectores del Distrito Nacional y el municipio Santo Domingo Oeste.

“La grancera no ha dado la cara, inclusive se negaron a recibir la notificación del cierre que le hizo la Procuraduría de Medio Ambiente. Se han negado a colaborar y nosotros vamos a proceder también a elevar una instancia judicial a partir del lunes sometiendo a la grancera y a sus dueños por los daños causados”, declaró.

En ese sentido precisó que la grancera tendrá que responder por los daños, “nosotros no nos vamos a quedar bajo ninguna circunstancia con los brazos cruzados”.

 

Detalla trabajos
Al inspeccionar ayer la conclusión de la reparación de la avería en el Batey Bienvenido de Manoguayabo, el director de la CAASD detalló que se drenaron 14 millones 784 mil galones de agua, extraídos del lugar de la avería e inyectados al río, para sacarle provecho.

Asimismo, explicó que más de 40 obreros y 14 ingenieros de la CAASD especializados en asuntos hidráulicos y saneamiento trabajaron día y noche en la solución del problema que ha afectado cerca de un millón de residentes del Gran Santo Domingo.

“El personal más cualificado y capacitado ha estado presente en esta intervención trabajando 24 horas”, resaltó.

 

Hoy habrá agua
Montás aseguró que hoy se restablecerá el servicio de agua potable en los 80 sectores que fueron impactados por la rotura de un tubo en el acueducto más importante de la capital y el más grande del país.

“Hemos cumplido totalmente con la promesa de dar agua potable a la población del Gran Santo Domingo a las 72 horas después de descubierta la avería. Hoy (ayer) terminamos los trabajos”, exclamó.

Ayer se realizaron los trabajos de empalme de la tubería de hormigón armado y se hizo el vaciado de material que cubre la parte que fue intervenida.

La CAASD informó que en cumplimiento de lo establecido en el Reglamento de Agua para Consumo Humano del MSP y su protocolo de actuación ante eventos imprevistos de proporciones considerables, procederá a realizar la Limpieza y Desinfección de 24 km de la línea de 67’ del Acueducto Valdesia Santo Domingo, el cuál fue afectado por avería y corregida adecuadamente.

Este operativo forma parte de la etapa final del proceso de puesta en operación normal de la línea afectada y beneficiará las redes de distribución de gran parte del sistema de abastecimiento de la ciudad capital.

 

Medio Ambiente cierra grancera

El Ministerio de Medio Ambiente cerró ayer sábado todas las actividades de la grancera Hormigones América, responsable de la avería en la línea de 67 pulgadas del acueducto Valdesia Santo Domingo que afectó a más de un millón de residentes en 80 sectores del Distrito Nacional.

La medida, que el personal de la empresa se negó a recibir el acto de alguacil de manos de las autoridades, se tomó hasta que concluya el proceso de investigación, atendiendo a los artículos 53, 54 y 167 de la Ley 64-00 de Protección del Medio Ambiente y los Recursos Naturales.

El arquitecto Alejandro Montás, director de la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD), subrayó que los pasos legales en contra de la compañía Hormigones América, que provocó la avería en la tubería de 67 pulgadas en el acueducto de Valdesia, están en manos de la Procuraduría General y el Ministerio de Medio Ambiente.

Empleados de esa empresa rompieron la tubería y no lo reportaron.

 

En número

Un total de 14 millones de galones de agua fueron extraídos del lugar donde se produjo la avería, los cuales fueron inyectados al río Manoguayabo para ser aprovechados.