Hallan otro cuerpo en escombros explosión

4_Actualidad_09_1ok,p05


Fue encontrado la tarde de ayer el séptimo cadáver de la explosión de la fábrica de plásticos Polyplas, en el sector de Villas Agrícolas, la cual provocó, además, la destrucción parcial de 25 viviendas y 81 personas heridas.

La víctima, que fue localizada por una unidad canina debajo de los escombros, fue identificada como Manuel Esteban Rosario, de 49 años, quien trabajaba como contratista de esa empresa.

Al lugar se presentaron sus familiares, quienes señalaron que éste residía en Villas Agrícolas, en la calle Félix Evaristo Mejía, número 50 parte atrás, junto a su esposa Rosa Asencio y un hijo menor de ambos.

El cadáver de Rosario fue llevado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para los estudios de rigor.

 

Normalidad
El sector de Villas Agrícolas “poco a poco” comenzó ayer a retomar la normalidad a cuatro días de la explosión de la fábrica de plásticos Polyplas.

Brigadas del ayuntamiento del Distrito Nacional, de la empresa eléctrica Edeeste y comunitarios, trabajaban de manera coordinada en limpieza de calles, recogida de basura, en la restauración del sistema eléctrico y otras iniciativas.

Mientras el Plan Social de la Presidencia llevó miles de raciones de alimentos no cocidos para entregarlos a los moradores.

En el lugar fueron ofrecidos, además, servicios médicos y dentales.

En ese ínterin, representantes del Gobierno Central, de la empresa y del populoso sector se reunieron la mañana de ayer por casi dos horas, donde coordinaron una serie de acciones tendentes a ir en auxilio de los afectados del estallido.

En el encuentro, celebrado en la cercanía de Polyplas, participaron el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupani; el director de Asuntos Corporativos de Polyplas, Álvaro Sousa; el director del Centro de Operaciones de Emergencias, general Manuel Méndez García; Elías Tejeda, del departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública y moradores de Villas Agrícolas, barriada ubicada en la parte norte del Distrito Nacional.

Tras culminar el encuentro, Rosa Chupani sostuvo que en la reunión se estableció una línea de contacto entre la empresa y los vecinos del lugar, para ir dándole solución a los problemas que presentan los afectados de la explosión.

Manifestó que a través del Centro de Orientación Integral (COIN) ya se inició en el sector una campaña de vacunación contra el tétano, difteria y la influenza.

 

La empresa
Sousa sostuvo que la empresa Polyplas está de luto por la tragedia y dijo que todos sus empleados seguirán devengando sus salarios correspondientes y que recibirán el doble sueldo, más un bono navideño.

Expresó que la reunión con funcionarios del Gobierno y los comunitarios se coordinó darle asistencia psicológica a todos los afectados, para que estos en el futuro puedan continuar su vida sin trauma.

Asimismo, Sousa indicó que las compañías aseguradoras de la empresa están realizando un levantamiento para cuantificar los daños causados por la explosión, que se originó por un escape de gas.

 

Comunidad
De su lado, Clarence Veras, presidente de la junta de vecinos del lugar, resaltó el el hecho de que se haya producido un canal de comunicación entre los afectados y la empresa.

“Ahora hicimos un canal de comunicación con la empresa y creo que eso va ayudar a los afectados. Por eso estamos contentos con la reunión de funcionarios del Gobierno y ejecutivos de la empresa”, agregó.

 

Sepelio

La mañana del sábado fue sepultado en el cementerio Cristo Redentor, la sexta víctima de la explosión. José Alberto Encarnación, de 48 años, fue velado en la funeraria Tiempo de Paz, de la avenida Máximo Gómez.

Luego de ser sacado de allí, el carro fúnebre que cargaba su ataúd recorrió la calle Félix Evaristo Mejía, donde también residía Encarnación.

4_Actualidad_09_1ok,p04