¿Qué Pasa? Sociales

Intrusismo es práctica peligrosa en psicología

Intrusismo es práctica peligrosa en psicología

Ponerse en manos de personas que no son profesionales de la psicología tiene riesgos graves para la salud mental.

Es mucho lo que se menciona ahora la palabra “Intrusismo” y puede que algunas personas no la analicen más allá de saber que se habla de intruso, o quien se mete sin permiso en algún lugar, o tal vez ocupa un cargo que no le corresponde.

De intrusismo hablan cada día los nutricionistas, quejándose abiertamente de personas fitnnes famosas en redes y que ya hasta ofrecen dietas y consejos de alimentación sin tener un título que garantice su experiencia, pero también en periodismo, abundan quienes asumen la carrera como si la hubieran estudiado.

La psicología, por ejemplo, es una de las carreras que más sufre “intrusismo”, pues tanto en redes sociales, como en medios de comunicación abundan quienes sin la menor idea de lo que dicen, plantean sus criterios sobre los problemas de pareja, el sexo, los problemas emocionales y hasta los hijos.

17 Que Pasa 08 4okk.p02
Psicóloga Heidy Camilo.

La psicóloga Heidy Camilo Hilario, secretaria de Etica y Disciplina del Colegio Dominicano de Psicólogos (Codopsi), entidad que mantiene una lucha constante contra el ejercicio intruso, confirma que “muchas personas carentes de formación profesional tergiversan prácticas o servicios de apoyo emocional con conceptos psicológicos que pueden resultar atractivos para una persona que busca ayuda pues venden curas “milagrosas” jugando así con el dolor de ese ser humano”.

La terapeuta de familia y pareja, además de sexóloga y especialista en violencia intrafamiliar, aclara que el intrusismo se refiere a que personas sin formación o especialización en esa área de la salud mental se presentan en medios de comunicación, redes sociales y dan cursos, talleres, conferencias y asesorías personales en temas de parejas, sexualidad, familias, autoestima, depresión, ansiedad, parentalidad, escuela de padres entre muchos otros temas.

Una peligrosa práctica

Camilo agrega que esta práctica, sin la debida preparación, no solo es violatoria a la ley, sino que es peligrosa, pues estos intrusos abren procesos emocionales que al no estar formados no saben trabajar, afectando de manera más profunda a esa persona.

La experta explica que estos intrusos de la psicología parten de la premisa de “aconsejar”, lo que es una práctica maltratante pues coloca a este “experto” por encima del que busca la asistencia y le pide hacer cosas desde su cosmovisión personal.

“Ejemplo de esto es que dicen: “tú lo que debes hacer es esto”, en primer lugar… tú no eres yo, ni yo soy tú. No se puede violentar el sistema de creencias de esa persona ni se debe asumir una posición de poder frente a esa persona. La psicología por otro lado tiene como objetivos terapéuticos (la psicología clínica) busca: escuchar, comprender y responder desde la cosmovisión del paciente y acompañarlo a descubrir los recursos que tiene para afrontar el conflicto o situación que le aqueja”.

La terapeuta concluye en que las secuelas que se derivan de un mal ejercicio, tanto de profesionales de la psicología, como desde el intrusismo, son en extremo graves y peligrosas, pues cuando la persona se ve más afectada en su salud mental y relacional toca intervenir y reconstruir el daño experimentado.

Se hace necesario que la población entienda que ponerse en manos de no profesionales de la psicología es un riesgo para su salud mental y sus relaciones familiares así como una estafa afectando su economía.

El país cuenta con excelentes profesionales de la psicología, tanto a nivel público como privado, especializados en las distintas áreas para acompañar en el proceso de la restauración de la salud mental y relacional.

Miguelina Terrero

Miguelina Terrero