Italia busca vías para resolver la crisis de Gobierno

FILES-ITALY-POLITICS


Roma, (EFE).- Los partidos políticos de Italia analizan vías para resolver la crisis de Gobierno en el país, mientras se espera que el Parlamento decida en los próximos días la fecha de la moción de censura presentada por la ultraderechista Liga contra el primer ministro, Giuseppe Conte.

El ministro del Interior, vicepresidente del Gobierno italiano y líder de la Liga, Matteo Salvini, exige desde hace días que el país celebre elecciones anticipadas lo antes posible, consciente de que los sondeos le dan la Jefatura del Gobierno en coalición con los socios conservadores, Forza Italia y Hermanos de Italia.

Sin embargo, en las últimas horas el fundador del antisistema Movimiento Cinco Estrellas (de momento, miembro de la coalición de gobierno con la Liga), Beppe Grillo, y el ex primer ministro y exlíder del Partido Demócrata (PD, centroizquierda) Matteo Renzi han propuesto evitar la convocatoria de comicios con la formación de un gobierno de unidad parlamentaria, hipótesis que no ha gustado a los actuales líderes de ambos grupos, Luigi Di Maio (M5S) y Nicola Zingaretti (PD).

El Cinco Estrellas defiende desde el estallido de la crisis gubernamental, la pasada semana, la necesidad de aprobar en el Parlamento la reducción del número de diputados y senadores, una reforma que está programada para el 9 de septiembre y que de aprobarse exigiría postergar los comicios hasta al menos la primavera del próximo año.

Por eso, Grillo abogó el sábado por que el Cinco Estrellas siga aprobando cambios y se eviten las urnas, de las que saldría, según las encuestas, un gobierno conservador, y, en su opinión, “de bárbaros”.

“¿Queremos aprobar cambios? Hagámoslo ya, en lugar de convocar elecciones (…) salvemos el país de los nuevos bárbaros. No se puede dejar el país en manos de la gente de este tipo solo porque pensemos que sin ellos no sobreviviremos”, dijo.

El actual líder del Cinco Estrellas, vicepresidente del Gobierno italiano y ministro de Desarrollo Económico y Trabajo, Luigi Di Maio, ha salido al paso diciendo que su formación quiere elecciones, pero que antes se reduzca el número de parlamentarios.

Por su parte, en una entrevista publicada hoy por el diario italiano “Corriere della Sera”, Renzi. que en el pasado mantuvo posturas irreconciliables con Grillo y con el Cinco Estrellas, dio hoy un paso de acercamiento a la formación antisistema al proponer un Gobierno de unidad, que goce de los apoyos de la mayoría del Parlamento, en una entrevista al diario italiano “Corriere della Sera”.

En su opinión, este Ejecutivo aprobaría medidas como la reforma del número de parlamentarios tan deseada por el del Cinco Estrellas y unos Presupuestos Generales para 2020 que frenen el incremento del impuesto sobre el valor añadido (IVA).

Preguntado por si estaba tendiendo la mano a un gobierno con el Cinco Estrellas, Renzi ha rechazado este escenario y ha dicho que estaba haciendo un llamamiento a todas las fuerzas, “desde la Liga hasta el Cinco Estrellas, de Forza Italia a la izquierda radical”. Sin embargo, su sugerencia ha provocado que Salvini acuse al M5S y al PD de querer impedir elecciones, pues ambos grupos políticos suman escaños suficientes para seguir con el actual gobierno o apoyar otro que sea del agrado de ambos.

El secretario general del PD, Nicola Zingaretti, ha aclarado que la línea apoyada por la dirección nacional de su partido es la convocatoria de comicios y no tender puentes a posibles pactos el Cinco Estrellas.

En su opinión, aplazar las elecciones “daría a Salvini un gran espacio” para seguir sumando simpatías, después de que los últimos sondeos le otorgan un 36 % de intención de voto. En la misma línea se ha mostrado el exministro italiano Carlo Calenda, quien ha dicho en Twitter que “hay que detener a Salvini ahora, movilizando el país”.

Está previsto que mañana se reúnan los portavoces de los grupos parlamentarios en el Senado y el martes lo hagan los de la Cámara de los Diputados para que decidan una fecha para la votación de la moción de censura.