Karl Towns dice su madre está en coma inducido por coronavirus



Karl Towns, de los Timberwolves,  junto a su madre Jacqueline Cruz, nativa de Santiago.
Karl Towns, de los Timberwolves, junto a su madre Jacqueline Cruz, nativa de Santiago.

Karl-Anthony Towns reveló en una emotiva publicación de Instagram a última hora del martes por la noche que su madre fue puesta en coma inducida médicamente debido a problemas pulmonares causados por COVID-19.
La estrella de los Minnesota Timberwolves compartió la historia con la esperanza de llamar la atención sobre la gravedad de la propagación del coronavirus.
La madre de Towns, la domincana Jacqueline Cruz, ha trabajado como enfermera, según un perfil de Towns en 2019.
Estaba “deteriorándose diariamente” por el coronavirus.
En el video, Towns dijo que le dijeron que sus padres no se sentían bien a principios de la semana pasada y que les pidió que buscaran atención médica de inmediato.
Mientras que su padre fue dado de alta del hospital y puesto en cuarentena, la condición de su madre empeoró. Ambos fueron probados para el coronavirus, pero dijo que tomó días obtener un resultado. Towns señaló que la fiebre de su madre alcanzó los 103 grados (39.444 celsius) y nunca bajó de los 101.9 grados (38.833 celsius) con medicamentos.
“Ella estaba muy incómoda”, dijo Towns. “Sus pulmones empeoraban, su tos empeoraba. Ella se estaba deteriorando frente a nuestros ojos. Siempre pensamos que la próxima medicina ayudaría. El próximo va a lograrlo. … Ella se estaba deteriorando a diario”.
Después de un día en que su condición parecía haber mejorado, sus pulmones se deterioraron hasta el punto de que necesitaba que la colocaran en un coma inducido médicamente y le pusieran un respirador. Towns no se ha comunicado con ella desde entonces.
“Ella me decía cosas que no quería escuchar”, dijo Towns. “Descarté algunas cosas que decía porque no era algo que quisiera escuchar”.
Towns dijo que estaba revelando la lucha de su familia para abogar por que el público se quede en casa y pida más recursos para el personal médico que lucha contra el virus. Towns mismo donó $ 100,000 a la Clínica Mayo a principios de este mes para respaldar la implementación de una prueba de coronavirus.
“Esta enfermedad es real. Esta enfermedad no debe tomarse a la ligera. Proteja a sus familias, a sus seres queridos, a sus amigos, a usted mismo”, dijo Towns. “Esta enfermedad es mortal. Seguiremos luchando, mi lado, yo y mi familia, seguiremos luchando. Vamos
a vencerlo, vamos a ganar.
“Espero que mi historia ayude”.