Articulistas Opinión

La batata

La batata

Juan B. Nina

Otros de los vegetales que usaron nuestros indígenas fue la batata (Ipomesa Batatas) que es la que ha traído más discusiones para su verdadera identificación. A través de los años y comenzando con el mismo Colón, es mucho lo que se ha argumentado a favor o en contra para la identificación correcta de este vegetal.

Nosotros no vamos a tomar partido, pero aceptamos que aje y batata, es lo mismo y que hubo un lapsus, cuando se trató de llamar a dicho vegetal, como ñame.

Aclarado esto, vamos a explicar cómo se comía batata. Señala Frodique Lizardo. Es herencia indígena directa, pues es citada desde muy antiguo. Se colocan las batatas bien lavadas, en las cenizas del fogón tapándola bien; así el fuego de la brasa les llega, pero no las quema y dentro de un tiempo prudente, está el tubérculo bien blando, listo para comer.

Batata hervida. Es otra de las formas en las cuales el indígena consumió la batata y que estaba dentro de sus posibilidades. Es hoy una constante de la mesa campesina, herencia de nuestros ancestros. Es fácil de digerir en esta forma y apropiada para los delicados estómagos de los indígenas.

Otros investigadores afirman que cuando la batata se comía nueva se llamaba aje y que tiene un sabor a castañas.

Sopas o potajes. Hervida con yuca y otros víveres, cortadas todas en pequeños trozos, sazonado con mucha bija, todavía se le llama en algunas partes del país, zambumbia y aunque no creemos que el origen de esta palabra sea taína, el plato sí parece ancestral heredado de nuestros aborígenes.

Por: Juan B. Nina
ninajuanb@gmail.com

El Nacional

La Voz de Todos