Mundo

La Cumbre iberoamericana más corta de la historia “obligada” a dar soluciones

La Cumbre iberoamericana más corta de la historia “obligada” a dar soluciones

Andorra la Vella (Andorra) (EFE).- La XXVII Cumbre Iberoamericana de jefes de Estado y de Gobierno, que se celebra mañana miércoles en Andorra, será la más corta de la historia de estas citas que arrancaron en 1991 y estará “obligada” a dar soluciones concretas a la crisis derivada de la pandemia.

El encuentro, previsto para noviembre del pasado año pero pospuesto debido a la pandemia, se realizará de manera semi presencial.

En Andorra solo se encontrarán los presidentes y jefes de Estado de la anfitriona Andorra, España y Portugal por cercanía geográfica, y Guatemala y República Dominicana, anterior y siguiente sede de la Cumbre.

Según lo previsto, el plenario de mandatarios se prolongará durante unas cinco horas, aproximadamente la mitad de la duración tradicional, y comenzará a las 16 horas locales para coincidir con el comienzo del día en los países latinoamericanos.

A pesar de ello, la de mañana será una de las Cumbres con mayor participación de mandatarios, donde, a espera de confirmación final, tomarán la palabra 19 jefes de Estado y de Gobierno. Por el contrario, no participarán el mexicano Andrés Manuel López Obrador, y el de Brasil, Jair Bolsonaro.

Tampoco está clara la participación del paraguayo Mario Abdo Benítez, quien junto a Bolsonaro son contrarios al gobierno del presidente venezolano Nicolás Maduro, que sí estará presente.

LA CUMBRE, “OBLIGADA” A DAR SOLUCIONES PARA LA PANDEMIA

Según manifestó a Efe el jefe de Gobierno de Andorra, Xavier Espot, esta Cumbre está “obligada” a dar soluciones concretas para encontrar una salida a la crisis derivada de la pandemia de la Covid-19.

Según Espot, los países deberán dar “respuesta a los retos que actualmente tiene el mundo iberoamericano” y “evidentemente el gran reto es cómo acabamos de gestionar debidamente esta pandemia».

Así, en la declaración final que mañana emitirán los 22 países de la región se incluirá un llamado a la comunidad internacional para que las vacunas contra la Covid-19 se consideren un bien global y accesible.

Al respecto, ya hoy se manifestaron varios mandatarios presentes en el XIII Encuentro Empresarial Iberoamericano.

El primer ministro portugués, António Costa, enfatizó que la “primera necesidad es asegurar el éxito de la vacunación” así como dijo que “sin vacunación global, no estaremos protegidos».

Por su lado, el presidente español, Pedro Sánchez, abogó por actuar desde “la unión, el diálogo y el acuerdo”, para superar “el último tramo” de la pandemia, al mostrarse convencido de que se está ante “el principio del fin».

Pese a que no existe consenso en la comunidad internacional y tampoco en el espacio iberoamericano sobre una posible liberalización de las patentes de los sueros, los países sí que manifestarán su apoyo a desarrollar propuestas “flexibles” para agilizar el acceso y la distribución en las vacunas al menos en el tiempo que dure la pandemia.

Sobre eso también hablaron los presidentes de Guatemala y República Dominicana, quienes se quejaron del mecanismo de distribución de la Organización Mundial de Salud (OMS), Covax.

“El sistema Covax ha sido un fracaso, yo mismo lo he dicho protestando contra esa irresponsabilidad, donde un pequeño grupo de países tienen todas las vacunas y la gran cantidad no tenemos acceso”, protestó el mandatario guatemalteco, Alejandro Giammattei.

El líder dominicano, Luis Abinader, compartió esa opinión y explicó que su país ya solicitó “poder tener un acuerdo sobre patentes para poder producir” a nivel nacional. “No se logró, entiendo que cada país quiere tener vacunas para su gente primero, pero creo que nos faltó creatividad en ese sentido”, consideró.

FINANCIACIÓN INTERNACIONAL Y MEDIO AMBIENTE

Otro de los ejes que centrará la reunión será la necesidad que los países de renta media, una clasificación a la que pertenecen la mayoría de los latinoamericanos, tienen de acceder a una financiación internacional más rápida y flexible.

Esto dará continuidad a los esfuerzos que varios países de la región hicieron durante este año frente a foros u organismos internacionales como el G20, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Interamericano de Desarrollo.

La intención es “hacer un llamado al G20 para que no hable solo de los países más pobres altamente endeudados, sino también de los de renta media porque son el 70% de los países del mundo y el 62% de los pobres del mundo viven en países de renta media”, explicó a Efe la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

A su vez mañana se recogerá el testigo de las conclusiones y los acuerdos logrados en la reunión de ministros de Medio Ambiente del pasado septiembre. Una cita que volvió a la agenda oficial de la Cumbre tras once años de ausencia.

En ese momento, los titulares consensuaron una declaración conjunta para renovar el compromiso de la región con la lucha contra el cambio climático y que mañana ha de ser recogida y avalada por los mandatarios.

Hoy, varios mandatarios ligaron el destino de la recuperación y la salida de la pandemia al desarrollo sostenible. El presidente portugués, Marcelo Rebelo de Sousa, quiso insistir en la “prioridad” que supone lograr una vacunación “universal, global e igualitaria»- “solo eso permitirá el desarrollo sostenible, sin eso, será solo una ilusión».

Para el jefe de Gobierno andorrano, la Cumbre se quedaría “coja» si no se hablara de los retos medioambientales- “no vamos a poner fin al cambio climático solos, el multilateralismo es más necesario que nunca, la respuesta tiene que ser de todos».

LA COVID, PROTAGONISTA DE PRINCIPIO A FIN

El formato semi presencial propuesto por Andorra para que al menos una parte de la cita pudiera celebrarse en este pequeño país situado entre España y Francia, conllevó unos intensos protocolos sanitarios los días previos a la Cumbre que también estarán presente mañana.

Para acceder al XIII Encuentro Empresarial que sirvió de antesala de la Cumbre este lunes y martes, todos los asistentes tuvieron que presentar una prueba PCR negativa y diariamente fueron sometidos a un test de antígenos. Precisamente estas pruebas permitieron detectar un brote el día antes de la Cumbre entre los trabajadores del complejo hotelero donde mañana se reunirán las delegaciones presentes.

De los 19 trabajadores del hotel, 10 dieron positivo por coronavirus y fueron confinados junto a sus contactos estrechos, mientras que la pasada semana se registró otro brote en el Ministerio de Asuntos Exteriores andorrano, justamente en el equipo encargado de organizar la Cumbre.

Entonces, la titular andorrana, María Ubach, y otros diez miembros de su equipo dieron positivo por la enfermedad y prácticamente todo el resto del equipo se encuentran confinados desde entonces.

El Nacional