Editorial Opinión

La voz de todos

La voz de todos

Al festejar hoy el 56 aniversario de su fundación, El Nacional reitera su primigenio compromiso de fungir como guardián de la democracia, defensor de los derechos humanos y escudero de la soberanía nacional, con sus páginas siempre abiertas a la difusión de la verdad y a la pluralidad y al consenso ciudadano.

Han sido más de cinco décadas de firme rechazo a exabruptos del Poder, que comenzaron con la irrenunciable resistencia a los atropellos de botas extranjeras, que al nacimiento de este periódico aún mancillaban suelo patrio, currículo de lucha que hoy deriva en motivo de orgullo.

En la redacción de este vespertino no hay espacio para la genuflexión hacia ningún altar político, social o económico, como tampoco para el silencio ante la injusticia, aunque sí devoción frente a la Carta Magna, de la cual emanan todos los derechos que cobijan a una sociedad que se precie de libre, justa y democrática.

La pandemia que asoló al mundo constituyó una dolorosa experiencia para la población a la que este medio de comunicación acompañó en sus requerimientos de información y orientación, así como en la defensa de sus derechos a ser protegida mediante la inoculación masiva de vacunas contra el virus de la covid-19 que ha causado aquí más de cuatro mil muertes.

Satisface proclamar que en sus 56 años de vigencia, El Nacional ha estado siempre en la primera línea de trinchera en todos los momentos de tribulaciones sociales, políticas, económicas o ante eventos catastróficos, en su perenne misión de servir, defender y proteger a la sociedad toda.

En el contexto de una prensa valiente y responsable, este periódico ha mantenido inalterables sus principios éticos de consagrarse como una fortaleza al servicio de la libertad de expresión y difusión del pensamiento, pero también en templo de la divergencia, como insumo fundamental de la democracia.

El Nacional acoge el reto de remontarse al ciberespacio en el universo de la comunicación digital para involucrarse en marejadas de redes y portales de la llamada Aldea Global, sin renunciar jamás a lo que ha sido el motivo esencial de su creación: informar apegado a la verdad, orientar con responsabilidad y defender con firmeza los derechos ciudadanos.

Los 56 años que hoy festeja este periódico recogen un espacio de tiempo durante el cual el gentilicio dominicano ha sabido defender, preservar y consolidar su soberanía, libertad y democracia, valores que El Nacional comparte, defiende y promueve desde su nacimiento hasta siempre.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos