¿Qué Pasa?

Lisette Selman aplicaría prueba de educación y cultura para ingresar a medios

Lisette Selman aplicaría prueba de educación y cultura para ingresar a medios

Lisette Selman

Santo Domingo.- El respeto, la calidad, el aprendizaje continuo, entre otros, son aspectos que la experimentada comunicadora Lissette Selman considera inmutables para estar en un medio de comunicación.

Si pudiera regular los medios en ese sentido, confiesa que aplicaría una prueba básica de formación y cultura a quienes quieran acceder a los medios, que es, precisamente, lo que se procuraba con la obligatoriedad de tener el carné de la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonía que avalaba y para el que se requiere pasar un examen. Detalla que este requisito que quedó olvidado en el tiempo dio paso al «entre quien sea».

“Sugeriría una carta compromiso para el cumplimiento de un código de ética (que es intrínseco de las personas íntegras, pero desconocido u omitido en otras), exigiría la segmentación de la parrilla de contenidos acorde a las horas del día y de la noche para respetar las clases de audiencia, y velaría porque los medios dieran cabida a campañas permanentes de educación moral y cívica que tanta falta nos hace. ¿Difícil? tal vez, pero no imposible”, agregó.

Lisette cumple 37 años en los medios de comunicación, tiempo en el que ha sido valorada y reconocida como una de las mejores en los diferentes ámbitos en los que se ha desarrollado, siendo sin duda un referente para futuras generaciones.

¿Qué piensas cuando miras atrás?

“Confirmo cuán importante es fluir con la vida y descubrir lo que traen las circunstancias para cada quien, pues de muchos es sabido que nunca imaginé que tendría en la televisión el medio para desarrollar una nueva carrera, siendo una arquitecta en ejercicio en aquel entonces. Al evocar el trayecto y las experiencias vividas, siento que ha valido la pena: descubrí un universo de aprendizaje, realización personal y profesional, de servicio a la sociedad, he conocido personas interesantes y maravillosas que, posiblemente, de otra manera no hubiera sido. Así que mi gratitud crece todos los días, lo mismo que la necesidad de aprender nuevas formas de comunicación y de mejorar las ya sabidas”.

Ha sido un tiempo de grandes satisfacciones y entre ellas menciona el  haber hecho caso a aquella oportunidad de adentrarse en el periodismo y la comunicación masiva, en las que se prepara constantemente.

También haber ganado su espacio y respeto a través del desempeño y la tercera, atreverse a decir «sí» a retos que vinieron como parte del oficio, como ser editora internacional de noticias, reportar internacionalmente en torno a eventos importantes, coanfitriona y traductora en transmisiones como los Premios Oscar y Miss Universo y participar desde el país como entrevistadora al astronauta estadounidense Buzz Aldrin, por mencionar solo una de las muchas personalidades.

Resalta los programas en los que participó, entre ellos Estilos de Vida, Temas Prohibidos y Latitud Cero, este último un programa semanal que se mantuvo durante casi nueve años. Aún después de 37 años de experiencia, sigue siendo una romántica dentro del oficio, pero confiesa que la hace feliz seguir siendo relativamente ingenua.

Aún después de 37 años de experiencia, sigo siendo una romántica dentro del oficio, pero confieso que me hace feliz seguir siendo relativamente ingenua aún cuando sea menos rentable

Lisette Selman

“Es menos rentable, pero me hace bien actuar según pienso. Hay aspectos que para mí son innegociables, creo que me tomé muy en serio el impacto que tienen en la sociedad los medios de comunicación y, hoy día, las redes sociales, así que antes que lo monetario, priorizo el valor de los contenidos y la forma de abordar los temas.

Sobre qué le falta por hacer, responde que el día en que crea que dentro de los medios lo hizo todo o que no le queda algo por aprender, ese mismo día comenzará a morir, así que se define como una aprendiz incansable.

Talleres

“De ida y vuelta”

Su gratitud hacia  los medios la hacen corresponder compartiendo lo aprendido y lo hace ofreciendo talleres continuamente y a través de su podcast “De ida y vuelta”, en el que vierte interesantes análisis e informaciones.

“Los entrenamientos que vengo ofreciendo hace alrededor de dos décadas tienen el objetivo de compartir con otros las herramientas que les permiten descubrir y desarrollar sus habilidades de comunicación, afrontar el miedo, no solo escénico sino muchas veces el temor a dejar salir y potenciar la luz que reside en todos”.

El podcast, que el próximo 21 diciembre cumplirá ya un año, es una respuesta a un deseo personal y peticiones de algunos seguidores para producir y consumir más contenido orientado hacia estos temas; dado que la base de sus entrenamientos reside en la esencia espiritual y cognitiva de cada quien, para luego aplicar las técnicas de la oratoria.

“Decidí entonces lanzarme a escribir y compartir material de crecimiento humano, imagen y comunicación, tanto personal como profesional”.

Miguelina Terrero

Miguelina Terrero