Articulistas

Los desaparecidos

Los desaparecidos

Orlando Jorge Villegas

Por qué es tan difícil encontrar a las personas desaparecidas en República Dominicana? Muchos dirán que este es un país pequeño (en extensión territorial y población), donde parecería que todo el mundo se conoce, además, somos una sociedad que no adolece de apatía ni de ignorar lo que le sucede a nuestro alrededor.

Por ende, las desapariciones no deberían de ser tan frecuentes y las búsquedas no deberían ser tan extensas, o en el peor de los casos, eternas.

Sin importar que tanto quisiéramos que ese “deber ser” igualara la realidad, ese no es el caso. Las desapariciones en nuestro país se están tornando cada vez más complejas, y si de algo estamos seguros es de que repitiendo lo que hemos estado haciendo hasta ahora, no obtendremos resultados distintos.

Hoy en día, el departamento de personas desaparecidas de la Policía Nacional cuenta con muy pocos agentes que deben abarcar todo el territorio nacional. Aparte de las investigaciones de campo, estos son quienes deben solicitar y verificar cientos de videos de las cámaras de vigilancia, estar en contacto directo con los familiares y trasladarse a verificar cada vez que se reporta un avistamiento.

No contamos con un sistema que integre a los principales actores de la seguridad nacional. Es decir, tenemos personal y recursos que se manejan de forma discrecional por cada institución sin trazar una estrategia en común ni establecer una coordinación eficaz, producto de ello se pierde lo más valioso en estos casos, tiempo… El Proyecto de Ley de Alerta Amber propone la creación de una Brigada Nacional del Sistema de Alerta Amber, que estará compuesta por un representante experimentado de cada una de las siguientes instituciones: Procuraduría General, Policía Nacional, Dirección General de Migración, INDOTEL, COMTEC, 911, C5i, FF.AA., DICAT, y Bomberos.

La Brigada, entre otras cosas, autorizará la emisión de la Alerta Amber para que sea recibida en todos los teléfonos celulares de la red nacional, se compartirán entre si la información recopilada en tiempo real, reforzarán los protocolos de búsqueda y los mantendrán actualizados, coordinarán la acción de búsqueda y resguardo de desaparecidos, rendirán reportes al cerrar cada caso, crearán un banco de ADN de personas desaparecidas y en el caso de búsqueda de personas con discapacidad cognitiva o enfermedad de salud mental, entrenarán personal especializado para el abordaje adecuado de estas, todo esto con el personal y presupuesto que ya tienen asignado estas instituciones. Con cada día que pasa y cada nuevo desparecido, la urgencia en torno al tema aumenta, esperemos que la atención del Congreso al proyecto también lo haga en la misma medida.

Por: Orlando Jorge Villegas

ojorge@jvmediagroup.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos