¿Qué Pasa?

Los efectos del exceso de juguetes

Los efectos del exceso de juguetes

Los padres siempre quieren darle lo mejor a sus hijos. En pocos días se estará celebrando el Día de los Santos Reyes, la fecha más esperada por los pequeños, pues es ese momento en que la larga lista de deseos en cuanto a juguetes se cumplen. Muchos progenitores caen en un exceso de regalos, lo cual no es positivo para sus hijos.

Regalar juguetes no tiene nada de malo, al contrario, estos ayudan a su motricidad, imaginación y aprendizaje sobre su entorno, pero cuando no se mide la cantidad de obsequios, puede resultar en el síndrome del niño hiperregalado.

Laura Troncoso, psicóloga clínica/psicopedagoga, explicó que el síndrome del niño hiperregalado es una terminología que se usa desde hace poco, para hacer referencia a aquellos niños que suelen recibir muchos regalos y que, básicamente, tienen más de lo que realmente necesitan.

“Dichos regalos vienen de personas que tienen aprecio por el menor y lo hacen con la mejor de las intenciones o como una forma de demostrar el amor que sienten por ellos, de hecho, es normal que el niño espere recibir muchos regalos, pero esto puede traer grandes consecuencias para ellos, entre ellos, sobre estimulación, incapacidad para concentrarse en uno solo, debido a la gran variedad que tienen al frente, además de frenar el desarrollo de la creatividad”, dijo la especialista.

Troncoso agregó además que los niños hiperregalados suelen tener poca tolerancia a la frustración. “Siempre querrán más y no se sentirán satisfechos casi nunca, porque no aprenderán el valor de las cosas producto del esfuerzo. Con el paso de los años se irán convirtiendo en adultos materialistas, que se creerán merecedores de regalos sin hacer nada para conseguirlos, o bien, se sentirán con derecho a juzgar a los demás por lo que tienen”.


Dosificar los juguetes
La especialista dijo que aprender a dosificar los juguetes es algo que debería trabajarse en las familias.
“Generar conciencia al respecto para evitar, precisamente, recaer en el síndrome del hiperregalado. Entonces sí, me parece que los padres deberían intentar dosificar la cantidad de juguetes que dan a sus hijos/as sin llegar a perjudicarlos”.

En este sentido, explicó que hay un modelo que ha ido adquiriendo fama conocida como la Regla de los 4 regalos, que consiste en dar:

  1. Algo que deseen, juguete o artículo, que hayan manifestado verbalmente o en su carta a Santa o los Reyes Magos.
  2. Algo para leer, un libro, un cómic o revistas de su interés.
  3. Algo para llevar, como ropa, accesorios, o zapatos.
  4. Algo que necesiten, como útiles escolares.
    Elección de los regalos. La elección de los regalos va a depender de la edad y la etapa del desarrollo en que se encuentre el niño, explica la psicóloga del Centro Vida y Familia Ana Simó.
    “Atendiendo a esto, pudiera ser ropa, libros de lectura, artículos deportivos como pelotas de básquetbol, patines o bicicletas, entre otros”.
Shawell Peña

Shawell Peña