Grandes Ligas

Luis Rojas tiene el temperamento que los Metros necesitan

Luis Rojas tiene el temperamento que los Metros necesitan

Traducción por ROOSEVELT COMARAZAMY
comarazamy_medina@hotmail.com —

Nueva York (Del NY Post).- Lo primero que cabe señalar es que Luis Rojas aún no ha logrado nada. Su bautismo en el béisbol podría haber llegado por el fuego después del desastre de Carlos Beltrán, pero aun así debería haber encontrado la manera de llevar a los Metros de 2020 a los playoffs.

Todo el mundo, al parecer, se clasificó para la postemporada pandémica. Todos excepto los Metros.
Su inicio de 18-13 este año no borra la decepción del 26-34 del año pasado, ni siquiera convierte a Rojas en un dirigente de .500 en las primeras horas de su carrera. Pero ya está claro sobre el hombre de 39 años que lidera el equipo que ocupa el primer lugar en la División Este de la Liga Nacional y que lleva una racha ganadora de siete juegos a una serie de fin de semana con los Rayos:
Tiene el temperamento para sobrevivir a largo plazo en Nueva York.

El hijo de Felipe
No es de extrañar, ya que el hijo de Felipe Alou – el gran patriarca del béisbol dominicano y un dirigente digno que una vez ganó 100 juegos con los Gigantes de 2003, y que podría haber ganado el título de 1994 con los Expos de Montreal, de no haber eliminado una guerra laboral esa Serie Mundial. Alou jugó para los Yankees pero nunca los dirigió. Su personalidad nunca fue puesta a prueba en la gran ciudad. El viejo amigo, compañero de equipo y compañero de habitación de Alou, Joe Torre, sería el que enfrentaría y superaría esa prueba.

“Joe Torre tuvo la capacidad de estar calmado en una tormenta de Nueva York”, dijo el ex gerente general de los Metros, Omar Minaya. “Luis tiene esa misma habilidad”.

Minaya
Minaya fue quien contrató a Rojas y quien comenzó a desarrollarlo en las ligas dominicanas. Observó con atención cómo Rojas navegaba por la tormenta creada la semana pasada por Francisco Lindor y Jeff McNeil, cuyo conflicto no visto envió a sus compañeros de equipo volando por el túnel de la cueva como si hubieran visto algo mucho más alarmante que una rata o un mapache. Rojas no comprometió su credibilidad al certificar la historia inventada de sus jugadores, ni puso en peligro su relación con ellos al pronunciar una fuerte reprimenda pública.

Simplemente bajó la temperatura de la situación tanto como pudo, luego silenciosamente volvió al trabajo.
“Fue la primera prueba real para él”, dijo Minaya. “Y pienso que pasó esa prueba con gran éxito”.

Sus propios jugadores predijeron esto cuando fue ascendido de entrenador de control de calidad a dirigente de crisis post-Beltrán. Marcus Stroman tuiteó: “Súper relajado y no trae más que buenas vibraciones todos los días. Más allá incluso de la quilla”. Los Metros que se levantaron a través del sistema con Rojas fueron unánimes en su valoración de su disposición.

“El tipo nunca pierde la calma”, dijo Pete Alonso. “Él nunca presiona el botón del pánico. Siempre está tan preparado. No solo usa su conocimiento del juego, usa sus instintos muy, muy bien. Ha pagado sus cuotas dirigiendo en las ligas menores, ha pagado sus cuotas dirigiendo en la República Dominicana”.

Campeón
En 2013, Rojas ganó un campeonato en la Liga Atlántico Sur con los Savannah Sand Gnats. Dos años y medio después, ganó un campeonato en la Liga Dominicana de Invierno con los Leones del Escogido, convirtiéndose, a los 34 años, en el dirigente más joven en ganarlo todo en una liga conocida como la máxima olla de presión.

Un apunte

Tiene la experiencia
Luis Rojas tiene una ventaja a su favor como dirigente de los Metros y es que manejó a muchos de sus jugadores cuando los ayudó en su desarrollo en el sistema de fincas del conjunto newyorquino de la Liga Nacional.

El Nacional

Es la voz de los que no tienen voz y representa los intereses de aquellos que aportan y trabajan por edificar una gran nación