Articulistas Opinión

Más allá de las Mirabal

Más allá de las Mirabal

Chiqui Vicioso

Viena. El 25 de Noviembre, Día Mundial de la No Violencia a la Mujer, y estoy en Viena, a tres grados de temperatura y por suerte con un frío que aun no me congela el corazón.

He venido a conversar con la Comisión de Género de la ONU, iniciativa de la embajadora en Austria, y amiga Laura Faxas, sobre la necesidad de progresar de los buenos deseos y recomendaciones a las víctimas de violencia, a la acción directa en el manejo de la violencia doméstica. Me explico:

1.-Ninguna de las acciones emprendidas hasta ahora contra la violencia domestica: Talleres, leyes, conferencias, cursos, acciones como el “distanciamiento del victimario”, han funcionado.

Han servido para concientizar a las víctimas, pero no han impedido que un hombre salga de la cárcel y mate a una mujer; o que el llamado distanciamieto funcione, por lo menos en paises como los nuestros.

2.-Detener la violencia domestica requiere de una accion barrial concertada, que se traduzca en una vigilancia colectiva.

En esa accion concertada se parte de una Junta de Vecinos que pueda convocar a las iglesias de todas las denominaciones, a los destacamentos policiales, a clubes deportivos, culturales , juveniles y de todo tipo; a colmadones, farmacias y negocios en general.

También te podría interesar: Horror en comicios EU

3.-Se les convoca y concientiza sobre la dimension del problema y la necesidad de eliminar de nuestro argot la frase “en pleito de marido y mujer no me meto”, enfatizando que cuando un grupo de vecinos escuche los golpes y gritos de una mujer, debe apersonarse a esa casa, no de manera individual sino en grupo, tocar la puerta, derrumbarla si es necesario, someter al abusador y entregarlo a la policia.

4.-Cuando esta accion se implemente se sienta un ejemplo, porque los abusadores se enteran de que existe una vigilancia colectiva sobre sus hechos.

Estas acciones tambien se aplican al abuso infantil: gritos, golpes, violaciones, como los del motorista de la Harley y sus multiples asesinatos. O el abuelo que violo a su nieta y la embarazo de trillizos. Ambos, esperamos, recibiendo su merecido en La Victoria o Azua.

5.-Hay que implementar estos comites barriales en proyectos piloto que luego puedan extenderse a todo el pais, y que puedan ser asumidos por la ONU como modelo para paises, como SurAfrica, Brasil, Honduras, o El Salvador, convirtiendose el pais en un modelo a seguir.

Veremos si este frio ha valido la pena. Intentar que este proyecto se asuma e implemente es el mejor tributo a las hermanas Mirabal, y a Miriam Pinedo, victimas de violencia politica, quienes desde su tumbas nos instan a abandonar la comodidad y ponernos manos a la obra.

Chiqui Vicioso

Chiqui Vicioso