Medio ambiente y turismo

ds


El decreto que crea la Comisión Presidencial para la Reestructuración del Vertedero Duquesa y la conformación del plan maestro para impulsar el desarrollo del turismo en la región suroeste representan iniciativas referenciales para afrontar falencias o ejecutar políticas de desarrollo basadas en la planificación y el concurso multisectorial.

Un decreto presidencial incorpora a 15 instituciones públicas y descentralizadas en el propósito de rehabilitar el lugar donde opera ese vertedero, disponer su cierre técnico y planificar la construcción de un relleno sanitario para la disposición final de residuos sólidos del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo.

Otras dependencias oficiales encabezadas por el Ministerio de la Presidencia presentaron el “máster plan” que sustentará el desarrollo del turismo en Pedernales y el circuito suroeste, que incluye desde las regulaciones para uso de suelo y conservación ambiental hasta el programa de promoción de inversión en la zona.

Sanidad y protección del medio ambiente constituyen valores indispensables para poder impulsar una industria del turismo sostenible, por lo que se requiere que el programa de rescate, cierre técnico y construcción de un nuevo vertedero para el Gran Santo Domingo se aplique en Santiago, Puerto Plata, La Romana, Verón, entre otros municipios.

Hace tiempo que se bailotean soluciones improvisadas para mitigar los daños que causan vertederos a cielo abierto en centros urbanos o polos turísticos, por lo que se resalta como positivo el decreto presidencial que procura identificar soluciones definitivas mediante la planificación y la cooperación multisectorial.

El Ministerio de la Presidencia, que lidera el proyecto de desarrollo turístico de Bahía de las Águilas, también dirigirá el programa de saneamiento ambiental en el vertedero Duquesa, señal de voluntad política en su ejecución, por lo que se aconseja abordar simultáneamente los graves problemas que representan otros depósitos de residuos a cielo abierto.

El decreto presidencial fija un plazo de dos años para conjurar los daños que al medio ambiente causa Duquesa, así como disponer la construcción de otro vertedero que cumpla con especificaciones sanitarias y medioambientales, por lo que convendría aprovechar el tiempo y agenciar recursos para extender ese programa al menos hacia comunidades enclavadas en polos turísticos.

Los proyectos que son vitales para el desarrollo, como los referidos al saneamiento y cierre técnico de vertederos y al impulso del turismo en la región suroeste, nada tienen que ver con la coyuntura electoral, sino con la planificación y la provisión de recursos para su ejecución en el tiempo requerido. Así de sencillo.