Modifiquen eso…



La Seguridad Social en países pobres como el nuestro debe ser un tema de atención permanente de todos los dominicanos, fundamentalmente, de aquellos actores que de una u otra manera participan e interactúan en el sistema de protección social.

Esto lo digo porque el curso que tome la Seguridad Social, sea positivo o negativo, impacta de manera inexorablemente en la vida de millones de dominicanos que cotizan en ella. En la dirección anterior quiero destacar algo que ha acontecido y que sin embargo no ha suscitado, hasta el momento, el interés que amerita dada la importancia que reviste para la salud del pueblo dominicano.

A qué me refiero, bueno; a la propuesta de implementación de Atención Primaria entregada por la Superintendencia de Salud y Riesgo Laborales (Sisalril) al Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) con la finalidad de modificar las coberturas de medicamentos y laboratorios de las ARS en sus dos modalidades, subsidiado y contributivo .

La propuesta consiste en que las personas diagnosticadas con diabetes e hipertensión, o ambas condiciones a la vez, tendrán la opción de registrarse en los Servicios de Prevención Secundaria y Terciaria contratados por la Administradora de Riesgos de Salud (ARS) a la que pertenece, donde recibirán coberturas de medicamentos y laboratorios, sin tope ni copagos no autorizados.

Para que tengamos una idea de lo que estamos hablando, un reciente estudio realizado por la encuestadora Gallup para el Servicio Nacional de Salud (SENASA) revela que la hipertensión arterial afecta al 31% de los dominicanos, lo que equivale a dos millones de personas, de éstos el 68.5% sabe que tiene la enfermedad; un 60% está en tratamiento, controlados hay un 36%, lo que significa que un 40% no se está tratando la dolencia. Ustedes saben lo que es eso!