Pulsaciones

Muertes presos: Giro político

Muertes presos: Giro político

Leonel Fernández y Luis Abinader

Los casos de reclusos muertos tras ser detenidos por agentes de la Policía han tomado un giro político a raíz de unas declaraciones del expresidente Leonel Fernández sobre los sucesos.

Fernández condenó las muertes y agresiones contra ciudadanos indefensos por agentes de la Policía, en tanto se promueve una reforma del cuerpo.

El líder de Fuerza del Pueblo destacó que mientras se anuncia la reforma “lo que se muestran son crímenes como el de San José de Ocoa y el que se acaba de producirse con el joven David de los Santos Correa, que ha indignado a la población”.

Esas declaraciones de Fernández generaron la difusión de una relación de los homicidios atribuidos a agentes de la Policía, desde la gestión de Jaime Marte Martínez (2000-04) hasta la actual de Eduardo Alberto Then.

Se dice que en las gestiones de Rafael Guillermo Guzmán Fermín, desde 2008 hasta 2010, cayeron abatidos 1,300 ciudadanos. Para esa época gobernaba el país Leonel Fernández. Le siguen la de José Armando Polanco Gómez, 382, y Bernardo Santana Páez, 253.

El Gobierno ha condenado la politización de los sucesos e insistió en que habrá sanciones contra los responsables. Pero al margen de las comparaciones la verdad es que son indignantes las muertes en destacamentos policiales.

Casos como los de José Gregorio Custodio, en San José de Ocoa, De los Santos Correa, en Naco y Richard Báez, en Santiago, no sólo demandan sanciones, sino una rigurosa depuración de los integrantes del cuerpo del orden.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos