Mujeres y salud



Los estereotipos de género nos dejan sin hombres
Los estereotipos de género masculino nos dejan sin hombres, estos mueren por violencia. No nacen violentos, aprenden a ser violentos. Es un asunto político. Los varones fallecen en etapa económicamente productiva, no por envejecimiento. Se matan entre ellos con armas de fuego y con armas blancas, o terminan en accidentes de tránsitos; todas muertes evitables.

La Real Academia Española, define estereotipo como una imagen estructurada y aceptada por la mayoría de las personas como representativa de un determinado colectivo. Esta imagen se forma a partir de una concepción estática sobre las características generalizadas de los miembros de esa comunidad. El estereotipo de género se forma en función de hombre-mujer.

El estereotipo de hombres es un ser humano racional, práctico, fuerte, violento. Nacer en un cuerpo de hombre es un privilegio, nació el varón, el rey. Con este traje de hombres, los niños aprenden a socializar a través de la violencia, el coito y el poder. Tienen prohibido llorar, fracasar, conciliar y aceptar.

El cuerpo habla lo que la garganta calla. El estereotipo masculino tiene vetado expresar emociones; los infartos cardiacos, accidente cerebro vascular, y problemas estomacales hacen su agosto.

El cuerpo del hombre es concebido como fuerte, ir al servicio médico es abrir la puerta a cuestionar su fortaleza, podría denotar debilidad. Los hombres llegan tarde a la atención médica, hacen su debute con un infarto, cáncer, o diabetes, entre otras. La detección oportuna no es un tema de hombres.

El estereotipo de hombre implica no fracasar, ante las adversidades de la vida, a los hombres sólo les queda el suicidio, y en esto tampoco deben fallar. La incidencia de suicidio en hombres es alarmante, sin discriminación de edad.

Te mato porque eres mía es una frase aprendida por los hombres, asesinan las mujeres que en algún momento dijeron amar y consideran su pertenencia. En muchos casos, luego se suicidan, su herramienta es la violencia.

El estar siempre disponible para la vida sexual, ojalá con más de una mujer comprueba masculinidad. Las relaciones sexuales de riesgo, son tan machos que utilizar preservativo no es necesario. El pene erecto los define, un hombre con problemas de erección o con enfermedades que atenten contra la misma, en general prefiere, desaparecer.

Conducir de manera temeraria es asunto de hombres, no utilizar el casco protector es una manifestación de virilidad, se les enseña que su cuerpo es inmutable. Con los estereotipos de género tradicionales nos quedamos viudas, si no nos matan antes.