Cójanlo

Otra prueba

Otra prueba

Fachada Minerd

Los obstáculos que obligaron a prolongar el concurso de oposición docente constituyen un desafío para la apertura de la enseñanza presencial a partir del próximo día 20.

Los problemas que se presentarán tras la crisis sanitaria que modificó el sistema de enseñanza las autoridades educativas tienen que estar en capacidad de preverlos y superarlos con el tiempo transcurrido.

En más de un año con los planteles cerrados para prevenir los contagios de coronavirus el Ministerio de Educación ha tenido tiempo más que suficiente para evaluar las necesidades del magisterio para que la docencia se desarrolle con normalidad.

No hay excusa ni siquiera para que haya centros educativos que no estén en condiciones de iniciar la docencia, pues la cartera, a pesar de la inversión en la enseñanza a distancia, no ha carecido de recursos. Se supone que se han atado todos los cabos.

La reedición de los inconvenientes que determinaron la prolongación para competir en el concurso por oposición docente se vería como una falta de planificación, que al menos generaría interrogantes sobre la apertura del año escolar de manera presencial.

El Nacional