Pacto Refugiados implicaría compromisos económicos

ONU-1


El Pacto Mundial de Refugiados que auspicia la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de su agencia para los refugiados (Acnur) y que firmaría la República Dominicana el próximo domingo o final de mes en Nueva York, implicaría grandes inversiones económicas del Estado en distintos renglones, según una copia del borrador final que obtuvo este medio.

Mientras que esta mañana Pelegrín Castillo, vicepresidente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), advirtió que si el país firma ese pacto que promueve Acnur, aumentarán rápidamente las solicitudes de los haitianos para gozar de la condición de refugiados.

De su lado, la Cancillería informó que dará a conocer en un comunicado la posición de República Dominicana con relación a dicho pacto.

El convenio, que será firmado por las naciones que forman parte de la ONU, contempla el registro civil y de nacimiento, lo que implicaría una identidad legal de los refugiados, además de que previene el riesgo de apatridia.

También los Estados que refrenden el documento se comprometen a crear las condiciones de alojamiento, seguridad alimentaria, empleos, salud y otros beneficios calificados de fundamentales derechos humanos.

Aunque el texto que ha sido elaborado establece que los Estados de acogida de refugiados podrán buscar apoyo de la comunidad internacional, en principio la responsabilidad recae sobre ellos.

“Para apoyar a los países de acogida, y de conformidad con las estrategias, políticas y leyes nacionales, los Estados y las partes interesadas pertinentes contribuirán con recursos y pericias para fortalecer la infraestructura y para facilitar el acceso a un alojamiento adecuado tanto para la persona refugiadas como para las comunidades de acogida”, dice el acápite que tiene con alojamiento, energía y manejo de recursos naturales.

Igualmente señala que habrá de hacerse la diligencia para lograr que los refugiados reciban una alimentación suficiente y adecuada.

Registro civil
El documento considera como vital el registro civil y de nacimiento de los refugiados para garantizar su estatus legal y prevenir la apatridia, pero apunta que esto no necesariamente significa que el Estado de acogida le está otorgando la nacionalidad al refugiado.

Pelegrín advierte
Pelegrín Castillo reconoce que en la actualidad República Dominicana no tiene un número importante de refugiados.

“Desde que se evidencie un cambio en la postura del Gobierno, como sería la firma del Pacto Internacional de Refugiados, estamos seguros de que se incrementarían exponencialmente las solicitudes de refugio”, opinó

Añadió que “también los riesgos de que se manipulen los conflictos de Haití en su condición de Estado fallido, para redireccionar el éxodo previsible de las poblaciones afectadas hacia nuestro territorio. Hay un antecedente histórico que los dominicanos no debemos olvidar, en la crisis que vivió Haití entre 1991 y 1994, Estados Unidos presionó al país y a otras naciones de la región en 1993-1994 para la apertura de campamentos de refugiados en sus territorios”.