Articulistas

Pico más alto delincuencia

Pico más alto delincuencia

Rafael Grullón

Al hacer las mediciones sobre la preocupación de la población dominicana ante el auge de la delincuencia en el país, encontramos que la inquietud de los dominicanos por este mal que les afecta se encuentra en su pico más alto
Hoy se describe la queja de un sector de la Capital donde los rateros el fin de semana desmantelaron los retrovisores de los vehículos en una zona y los propietarios repusieron a sus autos los accesorios sustraídos, y ya el domingo los amigos de ajenos volvieron a hacer la misma operación.

«No hay un centímetro, ni siquiera cerca del Palacio en que estemos a salvo», advirtió el padre de la Iglesia Episcopal de San Marcos, Félix Encarnación.

Un periódico editorializa sobre la seguridad, advirtiéndole al gobierno que no hay nada más importante para un país y su población que la seguridad.

Todo esto ha estado precedido por unas declaraciones del ministro de Interior y Policía, Jesús Vásquez Martínez, quien al ser acorralado en una actividad por los periodistas ante su evasiva a tratar el tema de la delincuencia terminó diciendo que no tenía recursos para enfrentar el mal.

Esas declaraciones de Chu Vásquez, que es como los ciudadanos los buscan en internet, impactaron las redes el día 30 de agosto, teniendo su pico más alto los días 2 y este 6 de septiembre. A partir de ahí, el presidente Luis Abinader tuvo que asumir el tema de la delincuencia, pero lamentablemente el mandatario estimuló el disgusto al decir que su Gobierno tiene un plan contra la delincuencia, pero hay que esperar dos años.

Al medir hoy el nivel de preocupación de la sociedad, vemos que 15 provincias del país, como se grafica en el mapa, encabezan la más alta preocupación ante la delincuencia, que son Duarte, Distrito Nacional, San Cristóbal, Santo Domingo, Espaillat, Valverde, La Altagracia, Puerto Plata, La Romana, Santiago, Monseñor Nouel, Peravia, San Pedro de Macorís, San Juan y La Vega.

La más alta preocupación de las 15 provincias se registra en la Duarte, y la más baja en La Vega. La alarma ante la delincuencia se disparó a las 10 de la mañana del 30 de agosto y la tendencia permanecía en su pico más alto el 6 de septiembre.

Por: Rafael Grullón
[email protected]>

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos