Editorial Opinión

Política monetaria

Política monetaria

El Banco Central dispuso un aumento en su tasa de política monetaria de 3.00% a 3.50% anual, medida definida como oportuna y necesaria para contener presiones inflacionarias mayormente de origen externo y especulación con los flujos de liquidez inyectados para reactivar la economía afectada por la pandemia.

En su reunión de política monetaria, el banco emisor acordó que la tasa de facilidad permanente de expansión de liquidez (Repos a 1 día) se incrementa de 3.50% anual a 4.00% y la tasa de depósitos remunerados (Overnight) de 2.50% anual a 3.00%.

Con el incremento de su tasa de interés de referencia, el Banco Central se adelanta a la Reserva Federal de Estados Unidos y a bancos emisores de América Latina que aplicarán políticas similares para afrontar el impacto inflacionario asociado a aumentos de precios del petróleo y de otras materias primas, de los fletes y distorsiones en las cadenas de suministros.

La inflación acumulada durante el periodo enero-octubre de 2021 fue de 6.56%, y la subyacente, que excluye componentes más volátiles de la canasta familiar, alcanzó 6.31% interanual, por lo que el Banco Central estima que la inflación interanual convergería en forma más gradual al rango meta de 4%+1 durante el segundo semestre de 2022.

Para reparar daños al tejido productivo por afectación de la pandemia, el banco emisor liberó unos RD$220,000 millones colocados en financiamiento con bajas tasas de interés a los sectores industrial, comercio, mipymes, hogares y exportación, lo que fue clave en la recuperación económica y del empleo.

Las autoridades monetarias han iniciado un proceso gradual y ordenado de retornar los recursos otorgados durante la pandemia, en la medida que empresas y hogares van amortizando préstamos concedidos a través de las distintas facilidades de liquidez, lo que ayuda a disminuir presión inflacionaria.

Activada la economía, se corre el riesgo de que el exceso de circulante alimente tipos de especulación financiera muy apartado de lo previsto que fue el de estimular la recuperación de los sectores productivos, por lo que el aumento de la tasa de interés ayudará a represar exceso de liquidez.

El Banco Central ha actuado diligentemente al procurar por vía del incremento de la tasa de interés de referencia y el retiro gradual de liquidez de la economía como forma efectiva de afrontar un desenfreno inflacionario de factura externa y la especulación financiera de génesis local.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos