PRIMERA FILA



Excepción
La democracia y la imagen de los gobernantes en la región están de capa caída. Presidentes como Michel Temer, de Brasil, tienen una aprobación de un 6%, la más baja de todos los mandatarios de América Latina.

Aunque alarmante, su caso no es el único que evidencia el cataclismo que según el último estudio de Latinobarómetro expone la crisis de confianza que recorre el continente.

Enrique Peña Nieto, de México, apenas alcanza un 18%, en tanto que los gobernantes de El Salvador, Argentina, Paraguay y Nicaragua alcanzan un 23.

La excepción en los niveles de aceptación son el presidente dominicano Danilo Medina y el de Costa Rica, que registran un 53%. Son los únicos que según la firma superan y si han mantenido a lo largo de sus mandatos por encima del 50%. La estabilidad económica y otros factores inciden en ese nivel de aceptación.