PRIMERA FILA



Símbolo
El expresidente de Estados Unidos, George W. Bush, quien falleció el viernes a los 94 años de edad, fue, por encima de las polémicas que marcaron su ejercicio del poder, un símbolo del establishment.

Héroe de la Segunda Guerra Mundial, donde combatió como piloto, Bush fue también el patriarca de una de las dinastías políticas más exitosas de la nación.

Bush, quien gobernó de 1989 a 1993, es más recordado por la invasión unilateral a Irak que culminó con el reinado de Saddan Hussein, la etiqueta de terrorista con que marcó a los gobiernos que Washington consideraba desafectos y por protagonizar el fin de la guerra fría. Había sido vicepresidente de Ronald Reagan.

Su gestión presidencial fue sacudida por una fuerte crisis económica que determinó que perdiera la reelección ante Bill Clinton. Pero su vida está marcada por valores propios de la sociedad estadounidense.