PRIMERA FILA



Combustión

Las evidencias son cada vez más abrumadoras de que en el sector público se prefiere la confrontación al consenso para encarar los múltiples conflictos en el sector salud.

Está por determinarse si es el exceso de poder u otro factor lo que provoca esa actitud tan conflictiva que exhiben funcionarios otrora tan moderados como el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany.

No puede ignorar que por los variados intereses que lo rodean, el Gobierno no puede imponer un modelo de atención que responda única y exclusivamente a su punto de vista. Ni tampoco lo pueden pretender del Colegio Médico Dominicano ni la Asociación de Clínicas Privadas.

Al decir que es más de convicciones que de consenso, el director del SNS se comporta como si la suya es la única posición que en definitiva cuenta en el abordaje de la problemática.