PRIMERA FILA



Prudencia

El canciller Miguel Vargas Maldonado no se refirió exclusivamente a República Dominicana al solicitarle a las Naciones Unidas (ONU) más medidas en la región del Caribe para enfrentar el crimen organizado y el narcotráfico.

Como muy bien señaló el ministro de Relaciones Exteriores al encabezar una reunión informal del Consejo de Seguridad de la ONU se trata de problemas que, por su gravedad, precisan de intervenciones urgentes.

Los organismos internacionales tienen sus límites, pero de todas formas se tiene que observar cierta prudencia con las solicitudes de intervención para evitar roces con derechos tan sensibles como la soberanía.

Es cierto que la ONU como tal puede hacer muy poco, pero ante la magnitud del narcotráfico y el crimen organizado sobre los gobiernos recae la gran responsabilidad de emplearse más a fondo para enfrentar los males.