Primera Fila



Víctima
Kani García Cabrera, de 32 años, es otra víctima de la epidemia de feminicidios que las autoridades no han podido combatir. Los asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas hace tiempo que han dejado de ser aislados para convertirse en normales. García Cabrera, quien residía en Los Mameyes, no pudo completar la crianza de una adolescente de 13 años ni otros dos hijos menores porque la muerte se cruzó en su camino. Había terminado el bachillerato hacía poco y se disponía ingresar a una universidad, porque según familiares y vecinos se había propuesto superarse y ser un ejemplo para los suyos. Pero un balazo en el cuello que le propinó el capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, Frank Eulises Beltré Rosario, de 47 años, terminó con su vida y con sus sueños. La muerte de la joven madre es otro toque de atención sobre el conmovedor drama de los feminicidios.