Articulistas Opinión

Proyecto de ley Congreso Nacional

Proyecto de ley Congreso Nacional

Ubi Rivas

El empresario del transporte Antonio Marte, senador independiente por Santiago Rodríguez, ha elaborado un proyecto de ley proponiendo un Congreso unicameral, eliminando la inoperante y costosa Cámara de Diputados, solo 31 senadores, debiendo completarlo eliminar 26 provincias, reducidas a cinco.

El Congreso Nacional cuesta RD$7,371,434.679 millones, divididos en RD$2,410,279.124 para el Senado, y RD$4,961,155.555 para los diputados.

Suma invertida en proyectos económicos transformaría por todo lo alto la RD.
Cinco legisladores suficientes.

Solo un período de gobierno de cinco años. No reelección. Nunca jamás.
Claro, que ese proyecto solo prosperaría en un gobierno autoritario, una dictablanda como los Doce Años (1966-1978) del extintopresidente Joaquín Balaguer, que eliminando algunas aristas, el suscrito, con no pocos seguidores, añoramos.
Porque el país funcionó.
Con censurable expedientes eliminar los dirigentes del MPD, instancia sin escapatoria del presidente Richard Nixon al presidente Balaguer, en los cuestionados Doce Años, la seguridad punteaba 100%. Funcionó.
Construcción de una red de presas como nunca antes ni después.
Funcionó.

El respaldo a política de Estado preservar medioambiente, prohibir aserraderos, iniciar importación madera desde Honduras, introduciendo tregua Cordillera Central, regenerando bosquesconíferas.
Funcionó.
El control migratorio haitiano, con política contratación braceros únicamente para corte y acarreo caña con Papa DocDuvalier.
Funcionó.
Voy más lejos.
El presidente Balaguer se opuso a instalar campamentos provisionales haitianos, el conocido Plan Exodo, propuesto por presidente Bill Clinton, negativa costó recorte dos años período presidente Balaguer, contrarrestando con Plan Gavión, evitando un Kosovo en la Hispaniola, hoy progresando a toda marcha, sin impedimento.
La política migratoria presidente Balaguer.
Funcionó.

El genocida y estúpido embargo de Estados Unidos a Cuba, fue atemperado por presidente Balaguer, que sin formalizar relaciones diplomáticas, enviaba medicinas, cemento, alimentos y todo lo que Cuba necesitaba, haciendo caso omiso al genocida y estúpido embargo.

Nunca el país sufrió carestía de alimentos de la canasta básica, cemento, varillas, nada. Inespre cubría todo el país. Gilberto Villanueva, musáceas. Meme Viñas Cáceres, el resto.
Funcionó.

Cuando un legislador sugirió al presidente Balaguer aumentar los salarios de los congresistas, el gobernante solo respondió: ¡Atrévanse!
Ni pensar en corruptos barrilitos y cofrecitos.
La ración del boa era el grado a grado.
La corrupción, en verdad, se detuvo en la puerta del despacho de Balaguer.
Funcionó.

Ningún legislador se atrevió a proponer dividir la capital ni crear más provincias
Funcionó.

La guardia custodiaba en verdad la frontera trasiego hoy haitianos, parturientas incluidas.
Política migratoria.
Funcionó.
La propuesta del senador independiente Antonio Marte difícilmente prosperará.

Por: Ubi Rivasubirivas30@gmail.com

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos