Radar

Nicolás Maduro


Ayuda humanitaria

Sube tensiones

El Gobierno del presidente Nicolás Maduro volvió a demostrar su férreo control en Venezuela al bloquear la ayuda humanitaria que a través de Colombia tratan de canalizar Estados Unidos y otras naciones que reconocen como jefe del Estado al parlamentario Juan Guaidó. Mientras la Unión Europea ha bajado el tono al solicitar a Maduro elecciones anticipadas para superar la crisis.

El impedimento a los convoyes de comida, medicamentos y otras provisiones impuesto por los militares venezolanos reconfirma que a Maduro, por más ilegítimo que se haya declarado su Gobierno, no se le puede ignorar ni pasar por encima.

Guaidó, quien favoreció y solicitó la conflictiva asistencia humanitaria, será muy presidente para la comunidad internacional, pero el poder en Venezuela lo detenta Maduro. Los militares venezolanos atravesaron un camión cisterna y contenedores en el puente Tienditas, que comunica con Colombia, para no dejar cruzar los convoyes destinados para apaciguar la crisis que sufre el pueblo. Maduro ha rechazado el suministro de alimentos y medicamentos al calificarlo tanto una agresión como una excusa para una intervención en Venezuela.

El incidente es otra muestra de lo compleja que se ha tornado una salida a la larga y tensa crisis venezolana. La comunidad internacional debe entender que mientras Maduro tenga la fuerza con él es que se tiene que negociar, aún sea para evitar que el conflicto desemboque en una guerra civil.