RD define a China fuente inagotable de oportunidades

El canciller dominicano  Miguel Vargas y el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se saludan en el acto de  inauguración de la embajada dominicana en Beijing. Observa el presidente Danilo Medina.
El canciller dominicano Miguel Vargas y el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, se saludan en el acto de inauguración de la embajada dominicana en Beijing. Observa el presidente Danilo Medina.


BEIJING. El canciller dominicano Miguel Vargas Maldonado manifestó el sábado que su país tiene en la República Popular China una fuente inagotable de aprendizaje y oportunidades.

Al pronunciar un discurso en la inauguración de la embajada dominicana aquí, acto encabezado por el presidente Danilo Medina, Vargas Maldonado sostuvo que China ha acortado las distancias geográficas y expandido su presencia comercial y cultural por todo el mundo, abriendo nuevas posibilidades al intercambio de bienes y servicios.
Señaló que “en la República Popular China, única depositaria de la verdad y tradiciones de la grandiosa civilización china, tiene la República Dominicana una fuente inagotable de aprendizaje y oportunidades”.

“Los dominicanos buscamos un aliado confiable y hemos encontrado, además, un amigo y un oído abierto a nuestras aspiraciones”, manifestó el canciller.
Agregó que con la inauguración de la embajada dominicana en Beijing, se recortan otras distancias aún más importantes que las físicas para formalmente dar un paso adelante en el acercamiento diplomático y los esfuerzos para trabajar a favor de la paz mundial y la comprensión entre nuestros pueblos.

Vargas Maldonado resaltó el empeño y el esfuerzo realizado por el Consejero de Estado y Ministro de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Yi, “para la formalización del inicio de nuestras relaciones diplomáticas, y para materializar la visita de Estado del presidente Danilo Medina a su homólogo, el presidente Xi Jinping”.

Destacó que las relaciones diplomáticas con China contribuirán para un mayor comercio, inversión, cooperación, intercambios culturales y educativos, así como la exploración de nuevas avenidas para el acercamiento bilateral.

“Hoy, no se abre una nueva embajada, sino un capítulo relevante en las relaciones internacionales de la República Dominicana. Se convierte en realidad un hito en la historia reciente de nuestra diplomacia”.

Indicó que en China, flota ahora la bandera dominicana y en Santo Domingo, la capital primada de las Américas, ondea ya el pabellón chino.
Dijo que admira y respeta al Gobierno y el pueblo chinos, por la importancia que asignan a la disciplina, a los valores morales, al trabajo esforzado y su sentido de solidaridad.

“China es hoy en día una referencia obligada en el mundo. Su pujanza se manifiesta en todos los órdenes y, sin embargo, no ha mermado el espíritu de amistad y solidaridad que caracteriza su política exterior hacia el mundo en desarrollo”, añadió.

El canciller dominicano dijo que en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, “donde ocuparemos un puesto no permanente a partir de enero, nos proponemos trabajar en el fortalecimiento de la seguridad y la paz, mediante la búsqueda de salidas pacíficas a los conflictos a través del diálogo”.

 Un apunte:

El presidente Danilo Medina partió del país el pasado martes 31 de octubre hacia  Beijing, donde fue recibido por el presidente de la República Popular China, Xi Jinping,  en el Palacio Presidencial de esa nación asiática. Asistió a la firma de  18 acuerdos de asistencia y cooperación económica  y a la inauguración de la   Embajada dominicana el viernes, y mañana lunes asistirá a la Primera Exposición Internacional de Importación China. Tiene programado regresar el miércoles al país.

El acto

La sede diplomática está ubicada en el DRC Liang Maqiao Diplomatic Office Building Dongfang East Road, Chaoyang District 100600 Beijing.

El acto inaugural se inició a las 10:00 de la mañana del sábado (10:00 de la noche del viernes en República Dominicana).

Durante la ceremonia el presidente Medina estuvo acompañado del consejero de Estado y ministro de Relaciones Exteriores de la República Popular China, Wang Yi.
Para dejar inagurada la sede diplomática el mandatario desvelizó junto a Wang Yi, la tarja que identifica la sede diplomática.

“Hemos puesto nuestro corazón para que este esfuerzo que hace nuestro Gobierno de instalar una misión con dignidad y gran representación permita que todos los dominicanos se sientan representados aquí en China”, dijo el embajador dominicano en Beijing, Briunny Garabito.

Indicó que la embajada tiene que convertirse en una extensión de la sede de las empresas dominicanas que quieren buscar oportunidades de negocios.
A juicio del embajador Garabito después de la firma de los acuerdos el país conocerá el paso que marcará las relaciones entre ambas naciones, “ya que hay temas que son contundentes”.

Destacó que el establecimiento de las relaciones con China ha sido un tema consensuado con todos los sectores de la República Dominicana, “pero lo más importante es que ha sido una apertura incondicional porque lo que buscamos son mecanismos de crear mejores oportunidades de desarrollo a través de estas relaciones diplomáticas”.

Dijo, además, que diariamente se hacen esfuerzos para que desde ya los productores dominicanos puedan tener facilidades de colocar sus productos en el mercado chino.
Afirmó que la visita del presidente Medina a esta nación es una muestra clara del interés de seguir fortaleciendo las relaciones diplomáticas.