Editorial Opinión

Roosevelt Comarazamy

Roosevelt Comarazamy

La muerte del periodista y gloria del deporte dominicano Roosevelt Comarazamy, acaecida el lunes, causa gran pesar en la sociedad dominicana, y un vacío difícil de llenar en la crónica deportiva a la que sirvió con gran sentido de vocación, desvelo, talento, responsabilidad y ética profesional.

Su talento como atleta lo llevó a integrar a los 18 años el equipo titular de baloncesto que representó a República Dominicana en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1966, pero su verdadera pasión estaría por siempre ligada al periodismo y a la narración de partidos de béisbol, básquetbol y voleibol.

Considerado como uno de los periodistas de mayor preparación en la historia de la prensa deportiva, Comarazamy alcanzó tan honrosa distinción porque desde muy joven supo combinar la práctica y la promoción del deporte con el rigor de los estudios que le permitieron graduarse de abogado con honores académicos.

Se destacó como corresponsal de prestigiosas publicaciones estadounidenses y europeas, como The Sporting News y Baseball America y Agencia Francesa de Prensa, aunque su más larga y fructífera experiencia profesional la tuvo en El Nacional, donde cada tarde escribía enjundiosas crónicas sobre béisbol y otras disciplinas.

Culto, afable, alegre, solidario, con gran sentido de humor, Roosevelt Comarazamy cultivó siempre la admiración de sus compañeros y la estima de la fanaticada deportiva que seguía sus narraciones en los campeonatos de pelota o en torneos de baloncesto y voleibol.

Quien ha fallecido, hijo y sobrino de periodistas, y padre de un cronista deportivo, fue durante toda su fructífera vida un profesional a carta cabal que enalteció la profesión de periodista y cronista del deporte, por lo que puede decirse que la sociedad ha perdido con su deceso a uno de sus mejores hijos.

Las federaciones deportivas, el Comité Olímpico, la Liga Dominicana de Béisbol Profesional, atletas y propulsores deportivos lloran hoy la partida de un icono de la prensa que por más de medio siglo difundió o recreó memorables episodios en la historia del deporte.

El Nacional se une a la congoja de la prensa y de los periodistas por el fallecimiento de Roosevelt Comarazamy, valioso e inolvidable miembro de esta redacción, al tiempo que expresa condolencia a su esposa, hijos y demás familiares.

El Nacional

El Nacional

La Voz de Todos