TE ENTERASTE



Panamá jugó un gran béisbol en la Serie del Caribe.

Cualquiera puede hacer historia; pero sólo un gran hombre puede escribirla.”
Oscar Wilde
“La historia se escribe desde el punto de vista de los vencedores.”
José Saramago

Los panameños sorprendieron a todos los expertos internacionales que asistieron al Clásico del Caribe y a otros que siguieron los partidos por televisión, las redes y las transmisiones de radio.

Manuel Rodríguez, mánager de Panamá, actuó como los grandes dirigentes de las Grandes Ligas.

Tocó la bola en momentos oportunos. Realizó varios bateo y corrido que le arrojaron resultados positivos. Mandó una jugada de cuña que le permitió una carrera importante a Panamá. Los robos de bases le salieron a la perfección.

El conjunto de Panamá sólo perdió un partido frente al equipo de la República Dominicana 5-3.
Los panameños se mostraron anoche orgullosos de su extraordinaria actuación en la Serie del Caribe y tenían sobrada razón.

Incómodo

Los jugadores de los campeones de Panamá y los subcampeones de Cuba, estaban muy molestos, tras determinarse que no iban a recibir dinero, aunque ganaron el título.

Trascendió que ese acuerdo fue tomado antes de iniciarse la Serie del Caribe y que los delegados de Panamá y Cuba estuvieron de acuerdo.

La República Dominicana, que terminó en el tercer puesto, recibió sus chelitos que fueron muy buenos, pues no estaba en condición de país invitado.

Hasta mañana, si Dios quiere, dominicanos.