Articulistas

TOQUES

TOQUES

Revisen la política deportiva

Héctor García
[email protected]

Durante los últimos 10 años de gobierno del presidente Joaquín Balaguer, apareció en la ciudad de Santiago, un grupo de ‘voceadores’ llamado los Caballos, que chantajeaba a funcionarios con la amenaza de vocear frente al Presidente, »cosas indebidas» de su gestión, si antes, no les entregaban una suma de dinero.

El grupo asistía a las inauguraciones de obras a las que iba el mandatario, dos veces a la semana y tenía un listado de los funcionarios presentes, casi siempre el responsable de la obra a inaugurar era la ‘víctima’.

Lograron sus malignos objetivos y se hicieron famosos hasta su desaparición con el gobierno. A su salida llegó un grupo sustituto, en la capital dominicana, llamado» los Pica- Pica» Hicieron la misma función desde el primer gobierno de Leonel Fernández, hasta hace un año cuando salió, Danilo Medina. también lograron sus propósitos.

Ese proceder de vocear, cacarear y acusar funcionarios, ahora comenzaron a utilizarlo los atletas con el ministro de Deportes Francisco Camacho.

Luguelín Santos y Julio Luciano, lo hicieron en Bayaguana y publicaron videos en las redes sociales que fueron recogidos por los medios de comunicación.

Al día siguiente, aparecieron los ministros de Educación y Deportes, Roberto Fulcar y Francisco Camacho, entregando una suma de dinero a Luguelín Santos, medallista olímpico quien logró su objetivo.

Todo esto es parte de la ‘chabacanería de los dominicanos’, pero me deja un sabor amargo y algunos interrogantes.
¿Y los atletas que no son olímpicos y no tienen manera de llegar al ministro y vocearlo?

¿Por qué es beneficioso vocear a los funcionarios en actos públicos? Entendía que era una época superada, porque estamos frente a una bien valorada gestión como la del presente gobierno de Luis Abinader.

Todos estamos conscientes del esfuerzo que se realiza desde el despacho presidencial, pero también hay unos cuantos Ministerios que ya los rumores de ‘indelicadezas’ son públicos.
Mencionan que algunos no están tocando la misma música del presidente, y otros están en el camino de salir en la prensa con denuncia de sus actores dolientes.

Eso fue precisamente lo que hicieron Luguelin Santos y Julio Luciano, decir improperios del ministro Francisco Camacho y hasta llevar a las redes, temas de sus hijos y otros familiares.


Tenemos (2) dos videos de esas denuncias »y/o maltratos» que han recibido estos atletas/entrenadores y que han apostado a la dignidad nacional, pero sobre todo a la supervivencia familiar que es por la que todos luchamos.


Es muy lamentable que lo de Luguelin Santos, medallista olímpico y el entrenador de atletismo Julio Luciano haya ocurrido. ¿Si se repite esa acción, se resolverá entregar sumas de dinero al día siguiente, o se revisará la política deportiva dominicana?

El Nacional