VIDEO: Mandan a cárcel Najayo sacerdote mató monaguillo

El sacerdote Elvin Taveras Durán sale hoy del Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo, donde se le impuso un año de prisión como medida de coerción. Foto Mario Terrero.
El sacerdote Elvin Taveras Durán sale hoy del Palacio de Justicia de la provincia Santo Domingo, donde se le impuso un año de prisión como medida de coerción. Foto Mario Terrero.


 

La Oficina de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo dictó hoy un año de prisión preventiva contra el sacerdote Elvin Taveras, acusado de asesinar a un monaguillo de 16 años en Villa Mella, con quien supuestamente mantenía una relación homosexual.

 

El Ministerio Público presentó suficientes elementos de pruebas contra el cura, que lo vinculan a la muerte del Fernely Carrión Saviñón, ocurrida el viernes pasado.
El padre de la víctima, Freddy Carrión, se mostró satisfecho con la medida aplicada contra el imputado, y dijo que espera que en el juicio de fondo le sea dictada la pena máxima.

 

“Esperamos que se le aplique la pena máxima a ese demonio, ese es el verdadero diablo, los sacerdotes no hacen cosas como esa”, expresó.

 

La medida de coerción fue dictada en el lugar conocido como El Furgón, en la Fiscalía de la provincia, bajo fuertes medidas de seguridad.

 

El abogado de la familia de la víctima, Benito Medina, consideró justa la solicitud de un año de coerción presentada por el Ministerio Público.
“Vamos a esperar que continúe el proceso y que al final se le aplique la pena máxima por ese hecho”, dijo el abogado.

 

Medina indicó que muchas de las argumentaciones hechas por el sacerdote, deberán ser demostradas en los tribunales

 

El implicado alega que fue extorsionado por Fernely, y que en un momento el joven intentó agredrlo con un cuchillo.

La fiscal de la provincia, Olga Diná, aseguró que existen suficientes elementos de pruebas que implican al imputado en la comisión de ese hecho.
La funcionaria bajó de su despacho y no se detuvo a conversar con los periodistas, sino que continuó al lugar donde se conocería la medida.

 

A la audiencia se presentó el abogado Miguel Liria, quien afirmó haber sido contratado por el Arzobispado de Santo Domingo para defender al padre Taveras Durán.

 

El jurista argumentó que todo imputado es inocente hasta que se determine lo contrario, al tiempo que sostuvo al cura se le violaron sus derechos al ser interrogado en principio sin estar acompañado por un abogado.
El sacerdote fue detenido el lunes luego de que la madre de Fernely, Rosanny Saviñón Reyes, denunciara en la Policía que su hijo había desaparecido el pasado viernes 4, tras informarle que iba a reunirse con el acusado.

 

El juez Aybar aplazó ayer el conocimiento de la medida de coerción debido a que el cura no tenía un representante legal.
El fiscal Gilberto Castillo explicó que el aplazamiento se hizo para que también la parte civil querellante se documentara sobre el caso.

 

Taveras Durán fue enviado de regreso a la cárcel de San Luis, custodiado por agente de la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM).
La Policía ha mantenido un hermetismo en este caso alegadamente porque la alta dirigencia de la Iglesia católica pidió a los investigadores que no divulgaran nada del caso hasta que todo se esclarezca.

 

Lo suspenden
La Arquidiócesis de Santo Domingo tras ser apresado el sacerdote suspendió el ejercicio del Ministerio Sacerdotal del padre Taveras Durán, acusado de la muerte del monaguillo.

 

Supuesto chantaje
El sacerdote dijo a los investigadores que asesinó a Carrión Saviñón porque venía chantajeándolo con publicar fotos y vídeos sosteniendo relaciones sexuales, y le exigía dinero, por lo cual concertaron el pasado día 4 una reunión en la casa curial de la Iglesia Santa Cecilia de Hainamosa, en Santo Domingo Este, situada en la calle Padre Aula número 7 del sector Los Rosales, donde el menor recibiría la suma de 80 mil pesos a cambio de borrar las evidencias.

 

Empero, según declaró el padre Taveras Durán, tras el joven borrar las evidencias en su celular, le dio cuatro mil pesos y éste se enojó por lo que se enfrascaron en una discusión que concluyó en un forcejó, en medio del cual logró tomar un martillo con el cual le dio y logró derribarlo, y aprovechó para inferirle varias puñaladas en el pecho y la espalda.

 

El padre confesó que luego de haber asesinado al monaguillo, amarró de pie y manos el cadáver, lo envolvió en un mantel de la parroquia y lo montó en su carro, en el que lo trasladó a la carretera de Guerra-Monte Plata, donde lo lanzó a un matorral. Allí llevó luego a la Policía.

 

Tanto la Fiscalía de la provincia Santo Domingo como la Policía manejaron el caso con cierto hermetismo, debido a la falta de información que se ofreció sobre las investigaciones del hecho de sangre en principio.

 

En los últimos años se han denunciado varios casos de violaciones sexuales de menores cometidas por sacerdotes católicos.
Este último caso ha provocado gran indignación en diversos sectores de la sociedad, que piden que se castigue al responsable del asesinato del monaguillo.

El Dato

Hermetismo
El hecho ha sido manejado con cierto hermetiso, mientras periodistas de medios se quejan por la desinformación.

Síguenos en nuestro canal de videos:
Publicidad