Acusados de vender barrio se “ganaron” mil millones pesos

Los compradores adquirieron los terrenos por 80 millones de pesos y los revendieron en 200 millones de pesos.
Los compradores adquirieron los terrenos por 80 millones de pesos y los revendieron en 200 millones de pesos.


Como mínimo, los que participaron en la estafa cometida contra el Estado en la venta de los terrenos de Los Tres Brazos se “ganaron” de manera inicial más de 920 millones de pesos, suma que después ascendió a más de mil millones, según consta en el expediente acusatorio que se encuentra pendiente de juicio para el 17 de diciembre en el Sexto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional.

En principio, los compradores adquirieron los terrenos por 80 millones de pesos y luego los revendieron en 200 millones, para una ganancia neta de entrada de 120 millones.

A juzgar por la acusación, se trató de un negocio en el que todos ganaron mucho dinero, algunos con una escasa inversión y otros sin invertir un centavo.

Conforme al expediente, la segunda compañía que adquirió los predios los compró por 200 millones y los vendió dividido en solares, que en suma sobrepasó los mil millones de pesos, para una ganancia de superior a 800 millones de pesos.

“La venta en el 2016 de esos terrenos por parte de Corde por la mísera suma de 80 millones de pesos es un monto ridículo si tenemos en cuenta que se trataba de más de un millón de metros cuadrados donde existían 17,300 viviendas y casi 63.000 habitantes, además de servicios estatales básicos”, explicó uno de los investigadores.

“Se trató de un negocio redondo en donde una primera compañía se ganó de entrada 120 millones de pesos. Esa compañía compró en 80 millones de pesos y vendió en 200 millones a otra compañía que luego vendió los terrenos divididos en solares por más de mil millones de pesos, lo que estima una ganancia de manera inicial de más de 800 millones de pesos”, dijo el investigador.

La empresa que compró los terrenos, según el expediente acusatorio, fue Inversiones Fernández Parache & Asociados (Infepa), la cual después vendió parte de ellos a la empresa Titulatec. En esa transacción, los mismos inmuebles que habían sido adquiridos por tan solo 80 millones de pesos al Estado fueron valorados esta vez en 200 millones.

“Se trató de un negocio redondo, porque después Titulatec intentó vender esos mismos terrenos -que habían sido del Estado- a las mismas familias que los habían ocupado durante décadas sin título de propiedad, por miles de millones de pesos”, manifestó el investigador.

El 29 de septiembre, el Ministerio Público depositó la acusación formal por este caso en el que están incluido el exdirector de Corde Leoncio Almánzar, y otras 15 personas.

El Ministerio Público solicitó al tribunal que se dicte auto de apertura a juicio, acogiendo en su totalidad la acusación presentada en contra de los encartados por los delitos de coalición de funcionarios, prevaricación, desfalco, soborno de funcionario público, abuso de funciones, complicidad en desfalco en perjuicio del Estado dominicano, asociación de malhechores, estafa, coautor de soborno de funcionario público, falsedad en escritura pública y complicidad en desfalco.

Además de Almánzar Objío, están acusados Manuel Aybar Ferrando, exgerente inmobiliario; Irving José Cruz Crespo, exconsultor jurídico; Rosabel Castillo Rolffot, exregistradora de Títulos del Distrito Nacional; Juana Inés Gómez Williams, representante de la sociedad Proyecciones Gowi S.R.L.; Domingo Gerardo Lebrón de los Santos, presidente de INFEPA, y los miembros de esa empresa Carlos Aris Gómez Williams y Julio César Gómez Williams; José Enrique de Pool Dominici, principal accionista y representante de la entidad comercial Titulatec; los agrimensores Ana Antonia Ozuna Nolasco y Hadonis Ruiz Mella y Lisetel González.

También, las sociedades comerciales Proyecciones Inmobiliarias Gowi S.R.L. (Proyinsa), Soluciones Electrónicas SIDENET S.R.L., Inversiones Fernández Parache y Asociados, S.R.L (INFEPA), Titulatec S.R.L y Tekknowlogic Dominicana S.R.L.