Actualidad

Acusan abogada  Sobeida intento  de soborno

Acusan abogada  Sobeida intento  de soborno

La Fiscalía de San Cristóbal acusará esta tarde formalmente de intento de soborno y  solicitará el pago de una garantía económica como medida de coerción, a la abogada que según las autoridades le llevó un BlackBerry y un iPhone a la reclusa Sobeida Félix Morel.

El procurador de la Corte de Apelación de San Cristóbal, Jesús Fernández Vélez, dijo que la abogada Sarah Lina Machado Balbuena será presentada hoy por ante la justicia, a los fines de que se le conozca una medida de coerción, por intento de soborno a una de las autoridades de la cárcel de Najayo-Mujeres.

Entrevistado por la vía telefónica, Fernández Vélez declaró que se evidenció que la citada abogada intentó sobornar a una autoridad del penal.

Félix Morel admitió a las autoridades que los celulares  los utilizaba para llamar a Puerto Rico, donde guarda prisión su compañero sentimental José David Figueroa Agosto.

Fernández Vélez, quien participó en la requisa que hicieron en la celda que ocupa Félix Morel, dijo que los aparatos fueron llevados por la abogada  Machado Balbuena, quien fue al recinto enviada por el abogado de Sobeida, Félix Portes Núñez, a tratar asuntos relativos al visado de sus hijos.

Dijo que una vez en el área de comunicación legal del penal, Machado violó la malla a través de la cual los abogados hablan con sus clientes y le pasó un iPhone a Sobeida, quien lo adhirió a su pierna izquierda  y lo ocultó con una media azul marino, bajo los jeans del uniforme del centro.

Tan pronto concluyó la visita, la agente Evelin Lara  practicó  una requisa a Félix Morel, y   encontró los móviles.

Según fuentes judiciales la reclusa le habría ofrecido  100 mil pesos a la agente para que no la denunciara.

Después  del hallazgo, la abogada Machado fue retenida y sometida a revisión por las autoridades, quienes encontraron en su cartera un BlackBerry y tres  ‘chips’ de celulares, según los investigadores.

 Machado fue arrestada y trasladada a la dotación policial de San Cristóbal.

El Nacional