Arrabalización rodea principal zona turística



FRIUSA. Bávaro.- Mientras el polo turístico de Bávaro-Punta Cana es el de mayor auge de República Dominicana, por la enorme cantidad de turistas que lo visitan cada año, El Hoyo de Friusa, a poca distancia, es el barrio donde se registra el más alto número de inmigrantes ilegales, una gran arrabalización y los más elevados índices de violencia y delincuencia. El Hoyo de Friusa es una hondonada de cuatro kilómetros cuadrados, donde viven apiñadas unas 35 mil personas, más de 15 mil de ellas haitianas, muchas sin ningún documento de identidad.

Este lugar, donde no hay construidos cien metros de aceras y contenes, se caracteriza porque todos los días a las 6:00 de la mañana salen centenares de personas, como un cardumen, hacia los lugares donde son construidos los hoteles, plazas comerciales, viviendas, edificios de apartamentos y proyectos turísticos.

Los obreros haitianos generalmente llevan cascos de protección, chalecos lumínicos amarillos y mamey, botas altas, y mochilas con comida. A media mañana otros inmigrantes haitianos salen en sus motocicletas hasta la avenida España, (la Duarte del lugar) para ganarse unos “pesitos” con qué comer.

Las mujeres se van a trabajar a los hoteles, salones de belleza, centros comerciales o a vender frutas y vegetales en las calles.

Cómo surgió Friusa

Hace 30 años cuando el empresario Frank Rainieri emprendió la tarea de convertir Bávaro y Punta Cana en un polo turístico, El Hoyo de Friusa era un descampado donde se alojaban los obreros de la construcción que no tenían a dónde ir.

Allí comenzaron a levantar casuchas de madera y zinc que poco a poco eran transformadas en casas de concreto y cemento, muchas de ellas con baños y otras con letrinas.

En esos años en el sector no había suministro de agua potable, ni de energía eléctrica, y las redes sanitarias no existían. Tampoco ahora.

Los inmigrantes haitianos fueron llegando poco a poco, y al cabo de un tiempo trajeron sus familias o formaron nuevas, hasta convertir El Hoyo de Friusa en una de las tantas comunidades domínico- haitianas.

Son innumerables los inmigrantes haitianos que ya tienen sus propias discotecas, salones de belleza, colmadones y centros de diversiones.

Problemas de Friusa

Uno de los principales problema de El Hoyo de Friusa es la enorme cantidad de basura en las calles, callejones y solares baldíos, que el cabildo de Verón no tiene co mo recoger ni donde verter. En apenas cuatro mil metros cuadrados, desde el sector El Ejecutivo, al lado de Bávaro, hasta el barrio Mata Mosquitos, existen ocho vertederos a cielo abierto que cada día crecen, por la costumbre de los moradores del lugar de arrojar la basura a la calle.

Bolsas plásticas, botellas de agua y jugos, cáscaras de naranjas, guineos, melones, piñas, cocos, sandías y de otros productos, se observan a lo largo de los caminos y calles.

Otro grave problema de Friusa es que no tiene un acueducto y el agua que consumen sus habitantes es extraída de pozos tubulares construidos por el cabildo de Verón. Otro grave problema lo constituyen los robos y asaltos a mano armada de día o de noche. Las calles están a oscuras por falta de alumbrado eléctrico, lo que favorece las acciones de los malhechores.

¿Migración?

Pese al gran desorden migratorio que se observa en el Hoyo de Friusa, las autoridades de Migración no intervienen para nada. En la zona existe una oficina de la Dirección General de Migración pero muy pocos saben donde está, o qué hacen sus miembros y si ha intervenido alguna vez para hacer cumplir las leyes dominicanas en torno a la materia.

Pese a todo el desorden, los haitianos que viven en El Hoyo de Friusa contribuyen con la economía de la zona con su trabajo y el pago de los impuestos que exigen las leyes de República Dominicana.

 

HOYO DE FRIUSA:
barrio en la parte Oeste de Bávaro con 35 mil habitantes, 15 mil de ellos de nacionalidad haitiana.

EXTENSIÓN
4,230 metros cuadrados de terreno desde el sector El Ejecutivo hasta el barrio Mata Mosquitos.

PRINCIPALES PROBLEMAS :
violencia, delincuencia, mucha basura, falta de agua, calles, aceras y contenes.