Página Dos Pulsaciones

Atletas compiten: Con el alma

Atletas compiten: Con el alma

Son tan precarias las condiciones en que viven atletas que han representado al país en competencias internacionales que su actuación es digna de encomios.

Porque no se explica cómo puede concentrarse y ganar medallas en medio de la pobreza en que viven con padres y hasta hijos.

Esos atletas, que para colmo hasta son discriminados. deben considerarse como verdaderos héroes. El cuadro ha vuelto a relucir con la vivienda y las dramáticas condiciones en que vive en un barrio de La Romana la medallista de oro en El Salvador, Marysabel Senyu.

Su caso ha traído a la memoria los de la medallista olímpica Marileidy Paulino, a cuya madre, residente en Don Gregorio, Peravia, el expelotero profesional Vladimir Guerrero le regaló un televisor para que pudiera presenciar su carrera en las Olimpíadas de Tokio.

Pero antes de la hoy famosa Marileidy escandalizaron las penosas condiciones en que vivían la medallista centroamericana Estefanía Soriano, en Monte Plata, y el medallista panamericano Josué Encarnación, en Azua. Tras conocerse su situación el Gobierno de Danilo Medina les regaló casas amuebladas tanto a Soriano como a Encarnación.

Las federaciones que representan a los atletas parece que no se ocupan de su situación personal. En el caso de Senyu el Gobierno no debe demorar en acondicionar o donarle una vivienda, que es lo mismo que se haya con otros atletas que han representado con dignidad al país en competencias internacionales.

El Nacional

La Voz de Todos