Cójanlo

Bizcocho ¿envenenado?

Bizcocho ¿envenenado?

La sospecha de que se trató de un atentado el bizcocho con que se intoxicaron los defensores de las tres causales que acampan frente al Palacio Nacional demanda una investigación rápida y seria.

Por la ingesta de los brownies doce personas tuvieron que ser hospitalizadas el domingo con síntomas de intoxicación.

Aunque advirtió que no se dejará amedrentar ni depondrá su reclamo, el movimiento a favor de la despenalización del aborto en las tres causales ha demandado de la Procuraduría General de la República efectuar una exhaustiva investigación para establecer responsabilidades.

Todavía no se sabe quién suministró el bizcocho de chocolate que según los denunciantes pudo costar la vida a las personas que lo consumieron.

Con la sospecha que se ha esparcido y lo tensa que se ha tornado el debate sobre la despenalización del aborto una investigación representa una de las maneras de aclarar y despejar cualquier duda sobre el caso.

Desde el primer momento abundaron las especulaciones. La Procuraduría General de la República debe usar su credibilidad para dar al suceso la prioridad que amerita a través de una pesquisa profunda.

El Nacional