Cámaras RF Seguridad e invasión a la privacidad

te


Santo Domingo. Hace unas semanas parte de la población dominicana, los cibernautas, y muchos de los principales medios de comunicación quedaron sorprendidos con la información dada en su cuenta de Twitter por el senador del Estado de la Florida, Estados Unidos, Marco Rubio, quien denunció la instalación de un sistema de seguridad de cámaras con reconocimiento facial (CRF) proveniente de China, en República Dominicana.

“Decepcionante ese gobierno de @GoDomRep @DREmbassyUS planea instalar el sistema de vigilancia #China “Ciudad Segura” que utiliza reconocimiento facial y captura placas. Esa información estará disponible para el gobierno chino. Ya lo están probando en @UniversidadUASD #República Dominicana”, traducción en Google del tuit publicado por Marco Rubio a las 11:35 a. m. del 13 noviembre.

Según explica el senador estadounidense en su tuit, el gobierno chino con autorización del gobierno dominicano instala en el país el programa Ciudad Segura (Safe City) y que las primeras cámaras fueron instaladas en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

Además explicó por la misma vía que el sistema de cámaras utiliza el reconocimiento facial y la captura de placa de vehículos, y que toda la información recolectada estaría disponible para el gobierno chino.

En la UASD

“Nosotros en la universidad, real y efectivamente no tenemos controles de ningunas de esas cámaras, esas cámaras son del 911 y fueron instaladas aquí en la Universidad Autónoma de Santo Domingo”, explico Emma Polanco, rectora del centro de enseñanza.

Aunque admitió la existencia de cámaras de vigilancia con reconociendo facial dijo que cuando tomo posesión en la rectoría ya estaban ahí, y que aunque fueron instaladas en la sede central con el objetivo de captar el rostro de los que ingresan a la academia, así como las placas de los vehículos, no entiende cómo trabaja el sistema.

Ahora bien, las preguntas pertinentes son: ¿Con qué fin fueron instaladas estas cámaras?, ¿cuántas cámaras en total piensan instalar?

Reconocimiento facial

El reconocimiento facial es una forma de identificación personal biométrica, basada en las características del rostro y localización de sus rasgos distintivos. Al igual que otros métodos de identificación como el del iris del ojo o las huellas digitales esta se basa en el sistema de comparación con una base de datos ya existente.

Las CRF poseen un lector que analiza y mide el tamaño de la cara y de sus componentes, ojos, frente, nariz, barbilla, pómulos, orejas, etc., además analiza las distancias entre cada uno de estos elementos. De esta manera determina formas geométricas que son únicas en cada individuo y las compara con la información que tiene en su base de datos.

Como este sistema de identificación se basa en estos datos y en una serie de algoritmos y no en una fotografía, pueden reconocer los rasgos de una persona aunque se corte el pelo, se afeite, se deje barba, lleve gafas o haya tomado más sol de lo normal.

Usos CRF

Aunque la tecnología de reconocimiento facial tiene infinidad de usos, hasta ahora el debate se centra en dos cuestiones básicas. Invasión a la intimidad, y Seguridad (controles de acceso y ubicación de fugitivos y sospechosos).

Son muchos países y aeropuertos del mundo que están basando su sistema de seguridad en esta tecnología de RFC. Por ejemplo China, cuenta con el despliegue de cámaras con esta tecnología más grande del mundo. Están ubicadas en vías, en el metro, etc.

En ciudades como Beijing y Shanghái tienen un despliegue de cámaras tan sorprendente que posiblemente se pueda hacer un mapeo de la cara de cualquier individuo que decida salir a las calles.
Ya son muchos los dispositivos (computadoras, celulares inteligentes y tablets) que usan el reconociendo facial (FaceLock Pro) para su desbloqueo, y aunque en un principio el sistemas tenía una serie de dificultades, con el paso del tiempo las mejoras científicas lo han hecho factible y confiable.

Invasión a privacidad

Aunque parezca paradójico, esta nueva tecnología que podría ser un factor importante en el área de la seguridad en un mundo cada vez más convulso, inestable y globalizado, encuentra su oposición por la cuestión de invasión a la privacidad, es decir que la intimidad en lugares públicos se perderá ya que estas cámaras podrán ubicarnos y vigilarnos en cualquier lugar y momento.

Lo más preocupante es que esta tecnología no requiere permiso ni cooperación del individuo al que se le aplica, y esto sería una obtención ilegal convirtiéndose en uno de los factores más alarmante ya que luego estos datos podrían ir a parar a empresas que almacenan información, y se corre el riesgo, que podrían terminar en manos de otros sectores.

Prohibición

Debido a las protestas y preocupación de algunas organizaciones que defienden las libertades civiles en el mundo y por el temor de que estas nuevas tecnologías de vigilancia puedan entrometerse demasiado en la intimidad de las personas, San Francisco se convirtió en la primera ciudad de Estados Unidos en prohibir el uso de las cámaras de reconocimiento facial por parte de la Policía y otros departamentos municipales.

Esta decisión fue tomada luego del análisis del incidente en donde se arrestó a la ciudadana Denise Green, en 2014, cuyo vehículo fue identificado como robado por un lector automático de licencias. Ese día fue detenida por agentes de la Policía, quienes con pistolas la obligaron a salir del carro y arrodillarse.

Ya son muchos los países y organizaciones que han levantado su voz de alarma en protesta del uso de la implementación de cámaras de reconocimiento facial, por considerar que violan el derecho a la privacidad aun estando en lugares públicos.

Vigilancia total

China es quizás el Estado con mayor vigilancia en el planeta. En 2017 tenía 170 millones de cámaras de seguridad y se cree que para el próximo año cuente con aproximadamente otras 400 mil, con las cuales monitorearán el comportamiento de sus ciudadanos.

El reconocimiento facial se está convirtiendo cada vez más en parte de la vida cotidiana para los individuos que vivan en esa nación, a tal punto que ya muchas de las transacciones comerciales en China involucran de una u otra forma esta tecnología.

Para este próximo año 2020, se espera que todos en China se inscriban en una enorme base de datos a nivel nacional que compilará toda la información fiscal y gubernamental con la cual se le dará a cada individuo una clasificación.

China, que es líder mundial en tecnología de reconocimiento facial, ya usa esta herramienta para encuestar a su población, pero su uso intensivo en todo el país en los últimos años ha generado un intenso debate. Ahora en diciembre entró en vigencia una regulación que obliga a todo aquel que contrate nuevos servicios de teléfonos celulares a someterse a un escaneo facial.

Origen

Toda la tecnología de reconocimiento facial aunque parece sacada de una película de ciencia ficción, tiene un inicio tan rudimentario como el de todos los dispositivos de la década de los años 60.

En el 1960 Woodrow Wilson Bledsoe creó un sistema que podía clasificar fotos de rostros a mano utilizando lo que se conoce como una tableta RAND (un dispositivo usado para ingresar coordenadas horizontales y verticales en una cuadrícula utilizando un lápiz óptico que emitía pulsos electromagnéticos).

Este formato podría usarse para medir y registrar manualmente las ubicaciones de coordenadas de varias características faciales, incluidos los ojos, la nariz, la línea del cabello y la boca.

Estas medidas fueron insertadas en una base de datos o computador. Después cuando el sistema recibió una nueva fotografía de un individuo, fue capaz de recuperar la imagen de la base de datos que más se parecía a esa persona.

Luego de este experimento, el reconocimiento facial ya estaba creado, solo estaba limitado por la tecnología de la era, en donde el procesamiento de la computadora estaba en pañales. Pero fue un paso importante para probar que el reconocimiento facial era una forma de identificación confiable.

Durante las décadas siguientes con los avances de la tecnología fue posible mejorar de manera considerable y casi inexpugnable la precisión de este sistema.

Se comenzaron a aplicar el álgebra lineal al problema del reconocimiento facial. Lo que se conoció como el enfoque Eigenface (es el nombre dado a un conjunto de vectores propios cuando se usan en el problema de la visión por computadora del reconocimiento de rostros humanos).

En estos tiempos de la era digital el reconocimiento facial se ha convertido en el proyecto de identificación y ubicación más usado en el mundo.

Evadir

Como era de esperarse ya se han creado y se siguen inventando diferentes sistemas que pueden ser usados para evadir las cámaras de RF

En Rusia, Grigory Bakunov ha desarrollado un algoritmo que crea un maquillaje especial para engañar al software. Sin embargo, ha decidido no llevar su producto al mercado después de darse cuenta de la facilidad con la que podría ser utilizado por delincuentes.
Además se han creado mascaras especiales y figuras para el rostro que evitan el reconocimiento facial.

Camara de vigilancia en la UASD. Jorge Gonzalez

El dato

Cámara Hitachi

La compañía japonesa Hitachi ha desarrollado una sorprendente cámara de vigilancia que permite tomar la imagen de un rostro y compararlo con una base de datos compuesta por más de 36 millones de caras en menos de un segundo. Claro que para obtener estos resultados no sólo se debe tener una cámara tan avanzada, sino que es necesario también poseer un software capaz de procesar tal cantidad de información en ese tiempo.

te4